Salta

Las comunidades originarias «truchas» avanzan en Salta

Productores de los Valles Calchaquíes dijeron que se crearon comunidades “truchas” para reclamar y usurpar tierras.

Con el título “La guerra de la tierra”, el programa Periodismo para Todos de Jorge Lanata denunció la utilización de supuestos pueblos originarios para fines políticos y la ocupación de tierras en los Valles Calchaquíes de Salta.
“El problema de los indios es que son muy pobres y distintos sectores quieren usarlos”, dijo el periodista en la presentación de un informe que mostró el conflicto por tierras en diferentes puntos del país.
Adriana Bonifacio, quien dijo ser dueña de la finca Pueblo Viejo, en La Poma, contó que su propiedad abarca 20 hectáreas, pero 11 de ellas “fueron usurpadas” desde el 2008 por personas que no quisieron seguir arrendando el terreno para la producción, argumentando que las tierras son posesión veinteñal de la comunidad diaguita calchaquí.
Pero denunció que esta comunidad originaria es “falsa” y que el cacique utiliza a los miembros con fines políticos.
Dicho cacique es Armando Salva, quien también fue entrevistado por un periodista del programa de Lanata. Salva es hijo del ex senador provincial justicialista Telmo Salva y aseguró que es diaguita calchaquí. Dijo además que fue designado líder vitalicio de la comunidad en una asamblea.
Una de las supuestas integrantes de esta comunidad, Gladys Olarte, manifestó en cámara que no es originaria, pero por la necesidad de tener su casa se inscribió como tal. En tanto, Bonifacio acusó a la familia Salva de mantener a estos integrantes amenazados con quitarles la propiedad si no se alinean al justicialismo.
En Payogasta, otro productor rural denunció la usurpación de una parte de su propiedad privada llamada Finca La Soñada. Edgardo Nieva contó que hace seis años compró el terreno. Pero “me fue arrebatada, usurpada por Salva y su familia”, aseguró.
Con documentos falsos, según dijo, miembros de la comunidad diaguita calchaquí “estaban atrincherados” en su propiedad. Convivieron cuatro años y medios hasta que la Justicia se expidió a favor de Nieva.
Por último, Lanata y su equipo resaltaron que Salva no cumplía con algunos requisitos que pide el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas para ser reconocido como líder de una comunidad indígena, como por ejemplo, que no hablaba la lengua originaria. Pese a esto, fue inscripto como tal.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com