Religión

La Virgen de la Rosa Mística volvió a llorar sangre

Crece la devoción de los metanenses, la pequeña imagen derramó lágrimas que por el color rojo que terminó tiñiendo la cara de la Virgen.

Ya lleva llorando 44 veces una imagen de la Virgen de la Rosa Mística, y coincidentemente el impactante suceso se repitió el viernes pasado, al cumplirse dos años del primer misterioso hecho que conmociona a los lugareños de Metán, al resto de los salteños y vecinos de otras provincias y hasta del exterior, que llegan a la localidad a pedirle favores, sanaciones, milagros y para agradecer.

Los devotos se congregaron en la casa de la Familia Frías-Mendoza, propietaria de la imagen, donde con gran sacrificio lograron construir un oratorio para que todos puedan venerarla con mayor comodidad.

Por su parte, declararon: «Nuestra madre volvió a llorar este viernes, a las 13.17, en el día de su segundo aniversario. Yo fui a prenderle una velita y al ratito comenzó a derramar lágrimas de nuevo. El año pasado, cuando se cumplió el primer año, también lloró», dijo Rosana Mendoza, integrante de la familia que asegura que es bendecida por estos misteriosos sucesos.

La virgencita ya derramó lágrimas, que a veces parecen sangre y otras veces son cristalinas, en 44 oportunidades, según los registros.

Para que no quepan dudas, la familia aseguró: «Nosotros anotamos todo en un cuaderno que todos pueden consultar. Por suerte ya contamos con el oratorio que tanto anhelábamos. Las actividades en el segundo aniversario comenzaron a las 15 con el rezo del rosario, también le cantamos a nuestra madre. Luego la llevamos en procesión a la capilla Sagrado Corazón, donde hubo una misa a cargo del padre Gustavo Paredes», destacó.

El insólito y extraño acontecimiento sigue causando conmoción en esa ciudad del sur provincial, y llegó a ser noticia nacional.“Sigue llegando mucha gente a hacerle pedidos y a agradecer. Se le atribuyen muchos milagros y sanaciones”.

Es que de una pequeña imagen de yeso, de unos cincuenta centímetros de altura, brota un líquido de la zona de sus ojos que le tiñe todo el rostro de rojo.

 

Fuente: El Tribuno