Policiales

La terrible confesión de la madre que mató a su hijo a golpes: «Así como le di la vida, se la quité»

Alexis Mamaní tenía 3 años y fue asesinado a golpes por su mamá, quien luego lo arrojó a un río en Palpalá. Los policías que le tomaron declaración a Ana Cecilia Gómez dijeron que nunca se mostró arrepentida.

El crimen de Alexis Mamaní, el nene de 3 años que fue asesinado a golpes por su mamá en Palpalá, sigue conmoviendo a Jujuy. Es que con el pasar de los días surgen nuevos y más dolorosos detalles, como la frase con la que Ana Cecilia Gómez le sintetizó a la policía lo que había hecho: “Así como le di la vida, se la quité”.

Aunque lo que la mujer declaró en la sede de la Brigada de Investigaciones cuando fue detenida no tiene valor judicial, sí dejó una impresión bastante contundente entre quienes tuvieron contacto con ella en ese momento. No dudan en describirla como una persona “totalmente fría, que no mostró arrepentimiento luego de confesar el hecho”.

Lloró apenas unos minutos, relató una fuente policial a El Tribuno de Jujuy, y se repuso todavía más rápido. Después, rodeada de policías, “escupió” las palabras que para ella justificaban el filicidio. Ella le dio la vida, y ella se la quitó también.

Esa fue la última vez que habló. Nunca respondió preguntas y está detenida e imputada por el crimen de su hijo. Según trascendió, en los últimos días habría presentado una denuncia por agresiones en contra de uno de los guardias que la custodiaba en el penal.

Una aberrante historia

Ana Cecilia Gómez se casó con el policía del Cuerpo de Infantería Ciriaco Mamaní y al poco tiempo lo denunció por violencia de género. En septiembre del año pasado fue puesto a disposición de la Justicia y desde ese momento está privado de su libertad.

A mediados del mes de febrero, denunció que sus dos hijos habían sido abusados, denuncia constatada por el médico del hospital de Niños que los atendió y dispuso que los niños permanecieran unos días internados. Acusó directamente a la actual pareja de su exsuegra, pero ésta no tardó en realizar la misma denuncia de abuso, apuntando a una supuesta pareja que tenía Gómez.

El 19 de marzo Gómez le dijo a su padre y a sus hermanos que saldría a visitar a una amiga con su hijo Alexis Mamaní, dejando al cuidado de ellos a su otro hijo de 7 años.

Lo llevó de la mano por un camino interno del barrio Florida que da justo a la playa del río Grande, lo golpeó con una roca en la nuca y desató toda su furia en la criatura. Luego arrojó su cuerpo a las turbias aguas y huyó del lugar.

Llegó hasta la plaza de La Tercera Edad, esperó que se poblara de personas y empezó a gritar que su hijo había desaparecido.

Una importante cantidad de personas se abocaron a la búsqueda y colaboraron con más de 100 efectivos que realizaron un interminable rastrillaje para encontrar a Alexis.

La contradictoria e inconsistente versión de Gómez alertó a los efectivos de la Brigada y notaron que «algo no estaba bien». Horas más tarde la denuncia de un hombre dejó al descubierto la coartada que la mujer tenía para despistar a la Policía y al verse acorralada confesó el crimen.

Indicó el lugar donde cometió el hecho, y el cuerpo de Alexis fue encontrado tres kilómetros río abajo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com