Para la producción rural y minera

La recuperación del tren genera nuevas oportunidades

La inversión realizada sobre el Belgrano Cargas permitió incrementar el nivel de carga y disminuir los tiempos de traslado.

La recuperación de las líneas ferroviarias parecía una idea platónica hace más de cinco años en el noroeste argentino. Sin embargo, la decisión política permitió que la idea vaya tomando forma. El transporte de seis millones de toneladas de diferentes productos a distintos puntos del país da muestra de ello y significó una cifra récord para los trenes argentinos, en agosto.

Ezequiel Lemos informó que los 800 kilómetros de vías recuperadas en el Belgrano Cargas abren nuevos horizontes al sector productivo del norte argentino.

“Hoy en día ya estamos operando con muchas obras. Cuando culminemos, Salta será una de las provincias más privilegiadas porque le permitirá vincular todos sus productos con los puertos”, manifestó el presidente Trenes Argentinos.

“Nos habían convencido que el tren era algo del pasado y no hay nada más alejado de eso”

El funcionario nacional destacó que además de los trabajos realizados sobre el Belgrano Cargas también se trabaja en el ramal C14 para potenciar los desarrollos mineros que se están llevando a cabo en la puna salteña.

“Tenemos obras, recuperamos material rodante y triplicamos el volumen de carga para tener números que parecen de ciencia ficción en nuestro país”, enfatizó Lemos y sostuvo la importancia de esto teniendo en cuenta que los altos costos de flete dificultan a los productores exportar sus productos.

El tren, un transporte olvidado

El titular de la compañía estatal se refirió a la situación en la se encontraba el sistema ferroviario antes de la llegada de Mauricio Macri a la presidencia. “Nos habían convencido que el tren era algo del pasado y no hay nada más alejado de eso”, subrayó.

En este sentido detalló que anteriormente el centro de coordinación se manejaba con pizarrones y teléfonos para saber dónde estaba cada unidad; había descarrilamientos diarios y las locomotoras no tenían velocímetros. “Todo eso cambió”, resaltó.

Finalmente, Lemos destacó que los aumentos en las cargas y la disminución de tiempo en los traslados son muestra clara de un plan transformador que inició en 2015 y sentenció que poseer un tren de carga permite combatir la pobreza.

Fuente: LaGaceta