Crisis

La ONU comparó la situación de los wichis con la crisis humanitaria en Sudán del Sur

El coordinador de Naciones Unidas en Argentina aseguró que el panorama "es penoso" y que hay "855 niños desnutridos, 10 mil chicos en riesgo nutricional y más de 100 mil adulto en el mismo riesgo. El acceso a los alimentos, agua y salud es un tema problemático para Salta en este momento".

La noticia de la muerte de siete chicos de la comunidad wichi por desnutrición en Salta encendieron las alarmas de la ONU. El italiano Roberto Valent, máxima autoridad de Naciones Unidas en la Argentina, advirtió que el escenario que describe el equipo que recorre la zona «es comparable al que padece Sudán del Sur», donde la mitad de la población sufre hambruna y se estima que 1,3 millones de niños estarán expuestos en 2020 a la desnutrición aguda.

No hubo pedido de ayuda, reporte o advertencia de lo que estaba ocurriendo en la provincia del norte argentino: la ONU se enteró por televisión. «Nos hemos enterado un poco como todos, los medios de comunicación dieron la alerta y comunicaron las muertes de los niños y niñas de la comunidad wichi a causa de desnutrición. Inmediatamente, nos hemos organizado para entender qué está pasando», dijo.

«Nos encaminamos hacia Salta para tener una reunión con el gobernador (Gustavo Saenz) y tener una interlocución con la mesa multisectorial del gobierno de la provincia», subrayó sobre los pasos que siguieron. «Nos pusimos a disposición», señaló Valent que también mantiene contacto con el Consejo Nacional de coordinación de Políticas Sociales y con el Ministerios Desarrollo Social.

El representante de la ONU en la Argentina charló con exponentes de la sociedad civil, representantes de la comunidad wichi y con fundaciones y organismos que están operando en la zona. «Hay mucho interés en aportar soluciones a un problema que es complejo y estructural», destacó al respecto.

Crisis humanitaria
La crisis humanitaria en Salta trascendió las fronteras del país y obtuvo atención internacional: la Cruz Roja, la Unión Europea, la OMS (Organización Mundial de la Salud), UNICEF y OCHA (Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) son algunos de las entidades globales que ya intervienen bajo la coordinación de Valent que, además, presta asistencia técnica a la provincia del norte argentino.
«Hay 855 niñas y niños desnutridos, de muy bajo peso, hay 10 mil chicos en riesgo nutricional y hay más de 100 mil adulto en el mismo riesgo. El acceso a los alimentos, al agua y a la salud es claramente un tema problemático para Salta en este momento», indicó el italiano.
«Uno se debería también preguntar qué está pasando en el gran Chaco y Formosa. Los sistemas de alerta requieren que haya un observatorio permanente y que la población a lo largo y a lo ancho del país, sobre todo la población que está en una situación de aislamiento, como en el norte salteño, tiene que tener una vigilancia y se debe dar la atención necesaria», destacó.

Valent no dudó en catalogar a la situación como «una debacle» y apuntó que «la respuesta debe ser inmediata». «Es importante estar con la comunidad wichi y las comunidades aledañas que padecen el mismo problema», consideró.

Sobre los orígenes de este problema, apuntó a un origen económico y relacionado a la actividad agro y la tala indiscriminada. «Hay un tema de Derechos Humanos entre las empresas y el entorno, entre la economía agro y el ecosistema. Estas son poblaciones que están en una situación muy penosa», explicó y agregó: «Estas poblaciones vivían en zonas donde había bosque, ahora están en contextos casi desérticos».

Fuente: TN