Policiales

La Justicia reabre la investigación por la muerte de Luján y Yanina

Se hizo lugar al pedido efectuado por el abogado García Castiella

La jueza de transición Mónica Mukdsi, dispuso proseguir con la investigación en la causa por la muerte dudosa en perjuicio de Yanina Nuesch y Luján Peñalva. La causa había sido archivada el 6 de febrero de 2014 por el juez Instructor y su archivo fue confirmado el 7 de abril de 2014 por la Sala I del Tribunal de Impugnación.

La magistrada consideró que “el auto de archivo tiene el carácter de cosa juzgada formal, esto es, no reviste naturaleza definitiva sino provisoria, y ello no obsta a que pueda proseguirse con la investigación siempre que surjan nuevos elementos relevantes que permitan al menos la posibilidad de modificar aquella solución”.

La familia de Luján Peñalba había solicitado la reapertura de la causa a partir del análisis realizado por peritos estadounidenses de distintos aspectos de la causa en los cuales concluyeron que no se había tratado de un pacto suicida sino de un doble homicidio. En la misma presentación se ofreció la declaración de un testigo de identidad reservada. Por ello, la jueza fijó audiencia para la presentación de dicho testigo.

Musdki Valoró las consideraciones efectuadas por la fiscal Inés Loyola, al referir que la mecánica de la muerte no se encuentra específicamente determinada siendo varias las hipótesis posibles –si bien descarta el homicidio- entendiendo que no existe certeza definitiva de lo ocurrido, sino una mera probabilidad”.

“Resulta ineludible, en este contexto, que el servicio de administración de justicia penal actualice su deber de investigación integral de los hechos y, de ese modo, esclarecer lo acontecido en relación a aspectos de la investigación que así lo ameriten y, por ende, intentar descartar o afirmar todas las hipótesis posibles de ocurrencia de los hechos”, sostuvo la jueza.E

En ese sentido la producción de las nuevas diligencias investigativas solicitadas tendientes a incorporar elementos de prueba sobre el hecho, “las cuales se avizoran como pertinentes y cuya utilidad y eficacia probatoria se valorará oportunamente una vez producidas”.

Ordenó además la indisponibilidad de la totalidad de los bienes secuestrados en la causa.