Una verguenza

La historia oculta de Juan Ameri, el diputado salteño denunciado por acoso y violencia de género

Juan Ameri fue denunciado por una menor de edad que militaba en la agrupación El Aguante. "Es un tipo asqueroso, machista y acosador", aseguró.

“Durante años tuve que callarme, con miedo a que me hagan algo tuve que volverme a mi casa. Pero viendo tantas chicas que salen a contar y expresar los abusos que sufrieron, no puedo quedarme callada viendo en la televisión cómo se premia a un tipo abusador y pedófilo”, denunció tiempo atrás una militante menor de edad. El indicado no era otro que el siempre polémico diputado nacional por la provincia, Juan Ameri.

Tal como reflejó Realpolitik, la víctima tenía 17 años cuando militaba en la agrupación El Aguante de Salta. “Mi referente era el señor Ameri, un tipo asqueroso, machista y acosador de parte de quien sufrí acosos e insinuaciones aun sabiendo la edad que tenía”, relató.

Asimismo, la menor recordó que el acoso no era solo físico sino también por mensajes de WhatsApp y que el legislador “ejercía violencia mostrando su poder ya que nos insinuaba que si queríamos algo, como un plan o lo que fuera, debíamos hacer algunos favores”.

El accionar de Ameri, referenciado en el Partido de la Victoria, siempre fue tapado por Sergio “Oso” Leavy y José Villariño. “Lo sabían porque tiene muchísimas denuncias por acoso, por pegarle a compañeros, por amenaza y por violencia. Pero nunca hicieron nada, lo encubrieron porque ellos son iguales”, agregó la joven.

Según fuentes judiciales, no es la primera vez que el diputado K recibe denuncias de este tipo, de hecho, habría integrado la barra de River Plate y habría escapado desde Capital Federal a Salta por actitudes non sanctas.

Realpolitik también confirmó dos graves denuncias que terminaron en manos de la Justicia. Una de ellas fue presentada por dos militantes de su espacio, un hombre y una mujer, a los que Ameri golpeó ferozmente. Asimismo, según las bases de datos de Interpol, también fue procesado por otro hecho vinculado a lesiones y amenazas.

Quien saltó a defenderlo culpando al medio de publicar fake news fue su mujer, Alejandra Escudero, secretaria General de El Aguante, quien según los registros del Banco Central de la República Argentina, mantiene una deuda de más de 200 mil pesos con el Banco Macro desde el 2017. Pero su situación irregular no termina allí: según Rentas de Salta tiene un juicio y pedido de inhibición, por lo que fue instada a regularizar su situación.

“Que este mensaje le llegue al Presidente para que hagan algo y no permitan que esta basura violenta represente a los salteños”, pidió su denunciante. Ameri y familia, otro claro ejemplo de la paupérrima dirigencia que impera en la provincia.