Salta

La crecida del Pilcomayo dejó más de 8.500 evacuados y muchos indocumentados

El último reporte indica que el río Pilcomayo alcanzó 7,32 metros, el pico máximo de la creciente marcando un récord histórico en 45 años.

Horas críticas se viven en Santa Victoria Este porque continúa el peligro para los miles de damnificados por la crecida del río Pilcomayo que alcanzó 7,32 metros, el máximo pico de la creciente y marcando un récord histórico en 45 años.

El Comité de Emergencia continuará con la evacuación y traslado de unas 1.000 personas que serán llevadas a los centros de evacuación o casas de familiares y conocidos.

Los trabajos se realizan con especial atención a lo que sucede en el sur de Bolivia, principalmente en la zona de Villamonte, donde si bien hubo un descenso de los niveles de medición, la crecida continúa por encima de los cinco metros, superando por dos metros las mediciones promedio lo cual implica un alerta.

Según cifras oficiales del Gobierno de la Provincia ya fueron evacuados 8.500 vecinos y lo harán unos 1.000 más. Los centros que funcionan de albergues están ubicados en los alrededores de la ruta nacional 34. Hay seis centros en Aguaray, dos en Tartagal y uno en General Mosconi y en Campo Durán.

Mientras continúan los trabajos de asistencia también se pide la colaboración de los vecinos con mercadería no perecedera para asistir a los damnificados. Los interesados pueden acercarse a la Jefatura de Policía y en la carpa montada frente a la plaza dejar pañales, ropa, comida y juguetes para los más necesitados.

Los rescates se hacen en vuelos sanitarios para los casos prioritarios en los departamentos Rivadavia, San Martín y Orán. De hecho, dos mujeres embarazadas fueron asistidas en Rancho El Ñato y La Merced Vieja. También se realizó el traslado de dos bebés de La Puntana, uno de 10 meses y otro de 1 año y 8 meses. Ambos padecían gastroenteritis que fueron evaluados por los pediatras del hospital Juan Domingo Perón y se encuentran en recuperación.

Ayer fueron trasladadas 2 personas en vuelos sanitarios hacia el hospital de Tartagal desde los parajes El Pato, a un paciente diabético de 87 años y desde Las Vertientes una mujer descompensada.

Las complicaciones continúan en Los Toldos, Iruya, Embarcación, Acambuco, Rivadavia Banda Sur, Rivadavia Banda Norte, Ballivián y Tartagal también presentan casos de afectados por los desbordes de los ríos Pilcomayo y Bermejo. De esta manera se garantiza la atención en todo el territorio donde hay comunidades aisladas.

Lo perdieron todo

Además de haber sido arrasados por la crecida del río Pilcomayo, los damnificados dejaron sus viviendas y allí, muchos de ellos, sus documentos y credenciales de identificación.

Es por esto que desde el Registro Civil de Salta se envió una delegación para iniciar de manera urgente la tramitación de los DNI de los vecinos.

Desde Protección Civil indicaron que próximamente se analizarán los daños en las viviendas de los vecinos, pero reconocieron que la situación es crítica porque muchas de ellas son precarias.

Por el temor a perderlo todo, algunos vecinos comentaron que debieron resistir la crecida del Pilcomayo en sus viviendas porque hubo una ola de robos en Santa Victoria Este. Algunos vecinos abandonaron sus casas para ayudar en la evacuación de los damnificados y fueron víctimas de entraderas.

Fuente: La Gaceta Salta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com