Todos para abajo

La clase media argentina sigue pagando la fiesta de vagos y millonarios

A la altísima carga tributaria se le suman nuevos impuestos al sector.

El gobierno Nacional, entre gallos y media noche anuncio una serie de medidas que solo buscan afectar al laburante y al que produce en el país.

Sin un plan económico claro y de empuje para el crecimiento del país, el equipo económico del kirchnerismo busca «hacer caja»  sacandole recursos a los ya afectados integrantes de la alicaida clase media argentina.

El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, explicó que «el impuesto que se le va a cobrar las compras en el extranjero es del 30%, con una lógica solidaria y contributiva».