¿Será?

La ciencia confirma que el segundo hijo es mucho más travieso que el primero

Cuando llega el segundo hijo, los padres bajan la guardia porque ya tienen la práctica del primero, por lo que el ejemplo que tienen los recién nacidos son sus hermanos.

Un estudio realizado por Black, S. E., Devereux, P. J. y Salvanes, K. G (2005) en la Universidad de California ha examinado de manera aislada los efectos del tamaño de la familia y el orden de nacimiento sobre los logros académicos de los pequeños.

En cuanto al orden de nacimiento, también han encontrado que el segundo hijo suele ser más travieso, especialmente si se trata de un niño. Esto conlleva, en general, que tengan menos éxito en el colegio y en el trabajo que los hermanos mayores.

Estos efectos nada tienen que ver con problemas de salud o un nivel educativo menor. Todo se debe a los padres y al hermano mayor. Cuando llega el segundo hijo, los padres bajan la guardia porque ya tienen la práctica del primero, por lo que el ejemplo principal que tienen los recién nacidos son sus hermanos de, en general, 2 años. Por eso, se recomienda prestar atención y controlar las influencias del hermano mayor sobre el pequeño.

El orden de nacimiento también tiene efectos sobre la personalidad de los hijos. Por lo general, el primogénito ha sido formado para ser excelente y tener mucho éxito, el mediano es más comprensivo y conciliador, y el más pequeño, busca atención, ya que los padres ya tienen experiencia con los dos hijos anteriores y son más flexibles en cuanto a atención y disciplina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Voz