Clases Docentes Salta

La ADP endurece su postura y peligra el inicio de las clases en Salta

En una improvisada conferencia de prensa, Patricia Argañaraz repartio palos para todos y prometio un paro

En una conferencia de prensa improvisada ayer por la mañana en la sede de Juramento 99 de la Asociación Docente Provincial (ADP), la secretaria general ratificó que su gremio no asistirá a la paritaria provincial hasta tanto no haya paritarias nacionales.

En línea con la central Ctera (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina), ADP redobló la apuesta: no solo faltarán a la convocatoria provincial sino que, si la negativa del Gobierno de la Nación sigue hasta el seis de marzo, se convocará a un paro. Las clases podrían no empezar.
«Hemos tenido una reunión con Ctera la semana pasada, ahí bajaron línea de cuál es la situación», comentó Patricia Argañaraz, escoltada por otros dos integrantes de la delegación que viajó a la reunión, Viviana Figueroa, secretaria de Actas de ADP, y Fernando Mazzone, de la seccional salteña de la CTA.
«Lo que nosotros pedimos es simplemente que se respete la ley sancionada en 2005, que protege y ampara a todos los trabajadores de la educación», evocó y luego retomó: «No estamos hablando solo de que haya piso nacional para los docentes, se trata de años de lucha, de derechos que fuimos peleando». Los acompañantes no emitieron juicio alguno, ni siquiera se presentaron.
Argañaraz respondió sin rodeos que si no se realizan las paritarias nacionales, no comenzarán las clases. «Convocaremos a nuestros afiliados y a todos los docentes a parar si no se llama a las paritarias nacionales». Desde hace un año el gobierno de Cambiemos, en la figura del ministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich, no cumple con citar paritarias.
La afirmación de Argañaraz tiene sustento en tanto el sindicato que conduce es uno de los de mayor cantidad de afiliados del campo docente.

«No podemos hablar de menos del 35% de aumento porque el año pasado perdimos 10% de poder adquisitivo», resaltó, y añadió que «la situación es crítica». En cuanto al plano provincial, afirmó que «los docentes ya no quieren sumas no remunerativas».

En cuanto a los derechos adquiridos que se están perdiendo, según diagnosticó Argañaraz, se encontrarían las consideraciones con respecto al presentismo y la liberación de docentes y directivos de la responsabilidad sobre la infraestructura educativa. Esto último implica que se los exime de responder por cuestiones edilicias o patrimoniales.

Además, disparó contra el jefe de Gabinete salteño: «Lo vimos a (Carlos Teófilo) Parodi diciendo que la Provincia podría hacerse cargo de esos 360 millones, eso no corresponde. Si existe la posibilidad de incorporar esos 360 millones al presupuesto de Educación, que se inviertan, pero no que se sumen para reemplazar el fondo que por ley debe ser una ayuda nacional para la provincia».
Luego también cuestionó la política del Presidente. «Las decisiones de (Mauricio) Macri, lamentablemente, nos hacen retroceder a los años 90, cuando se discutía si los gobiernos provinciales debían pagarles a los docentes de acuerdo a sus respectivos recursos».
«El gobernador y sus ministros están apoyando los dichos y políticas de Macri, que declaró que los docentes están ganando por arriba de la inflación. Eso no es cierto», reafirmó.
Se permitió aseverar que «en la reunión de Mauricio Macri con los gobernadores esta semana, aunque no lo reconozcan, «pusieron un techo de 17% o 18% de aumento».

Finalizó ratificando que, de ser necesario, se llamará a un paro antes de iniciar el ciclo lectivo y que la ADP no asistirá a la paritaria provincial hasta que la Nación no reabra las suyas.