El Concejo pedirá auditorias

Jalit quedó acorralado por sus dichos

El intendente de Pichanal asegura que sus palabras fueron sacadas de contexto en un video editado. Los concejales no descartan intervenir el municipio.

“Hasta para robar hay que ser inteligente y yo me considero un tipo inteligente”, fue la frase que catapultó a Julio Jalit a la escena nacional. Acorralado por estas declaraciones, que según él están editadas, los concejales pedirán una auditoría integral a la gestión y no descartan intervenir el municipio.

En diálogo con LA GACETA, el cuestionado jefe comunal aseguró que sus dichos fueron “sacados de contexto” y “editados” para hacerlo quedar mal. “Todo esto tiene un trasfondo político” agregó y no dudó en apuntar contra el senador nacional Juan Carlos Romero.

Jalit ratificó su inocencia, negó ser un “ladrón” y sostuvo que las frases editadas forman parte de la respuesta que él brindó ante la acusación de haberse quedado con máquinas y vehículos del consorcio de que formaron siete municipios del norte provincial para pavimentar calles.

“Hay candidatos a gobernador con denuncias, allanamientos y un montón de cosas, pero siempre me agarran de punto. También me da gracia que me acuse la gente del Partido de la Victoria cuando tienen un candidato a gobernador acusado en las causas de Schoklender y una candidata a presidenta que debe dar explicaciones en la Justicia todas las semanas”, enfatizó Jalit.

Jalit: “para robar hay que ser inteligente y yo me considero un tipo inteligente»

Al ser consultado por las denuncias que los concejales realizan en su contra, el intendente de Pichanal aseguró que nunca fue citado a declarar por alguna de esas acusaciones y expresó: “yo estoy muy tranquilo porque hago las cosas bien para llevarle soluciones a la gente más allá de la crisis”.

La postura del Concejo

En la primera sesión del año los concejales, de la localidad ubicada a 240 kilómetros de la Capital, solicitarán a la Auditoria General de la Provincia un análisis integral de la gestión municipal de Jalit.

“En caso que la Auditoria no se haga presente en el municipio avanzaremos con la intervención”, informó Juan Carlos Arroyo.

El presidente del Concejo Deliberante también indicó que ante la gravedad de los dichos de Jalit un grupo de ediles se presentará en sede judicial para denunciar al intendente por “apología al delito”.

El Concejo Deliberante de Pichanal está compuesto por nueve miembros. Un total de cinco concejales son opositores a Jalit y los otros cuatro responden al dirigente que lleva 16 años en la intendencia

Luis Chodini es otros de los concejales que denunció el año pasado a Jalit por presunta “malversación de fondos públicos y fraude al Estado”. Según el edil, en la ejecución presupuestaria del año 2017 se detecta el faltante de 11 millones de pesos que el Ejecutivo Municipal nunca pudo justificar. “En Pichanal pasan cosas graves y él (Julio Jalit) solo quiere inhibir al Concejo para que nadie lo controle”, enfatizó.

La tirante relación entre el Jalit y los concejales no parece ser nueva en la ciudad norteña. La concejala Ana Acosta recordó que todo el año pasado pidieron audiencias para reunirse con él y no fue posible. Además acusó al jefe comunal de vetar más de 50 proyectos que la oposición logró aprobar en el Concejo durante 2018. El Intendente también se defendió de esta imputación y dijo que vetó “las normas que resultaban imposibles de llevar a cabo”.

Fuente: LaGaceta