Argentina

Jaime declaró haber actuado bajo las directivas de Néstor y Cristina Kirchner

El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, aseguró haber cumplido con “expresas directivas” del fallecido presidente Néstor Kirchner y la expresidenta Cristina Fernández, para las compras de material ferroviario para el ramal Belgrano Cargas por las que está imputado y detenido.

«Cumplí directivas del Poder Ejecutivo Nacional, primero de Néstor Kirchner y después de Cristina Fernández de Kirchner», resaltó el ex funcionario en su declaración de más de tres horas ante el juez Julián Ercolini, en la que no contestó preguntas pero hizo una extensa exposición sobre la operación.
Jaime aseguró que en el acuerdo rubricado entonces por los presidente Kirchner y el español Rodriguez Zapatero se acordó el reemplazo del material rodante que funcionaba en el país,
“de 50 y 60 años de antigüedad” por material rodante español con 20 años de uso.
Ello implicaría una modernización de vagones y locomotoras locales, y además el acuerdo preveía que el material debía ser reparado en Argentina “para reactivar los talleres ferroviarios” locales.
El juez federal le imputa malversación de fondos públicos por el presunto pago de sobreprecios en la compra de material ferroviario usado a España y Portugal en el año 2005 por algo más de 100 millones de euros en el años 2005.
Se trata de un delito con penas de hasta diez años de prisión. Ahora el juez resolverá si le dictan prisión preventiva o espera el proceso en libertad.
Jaime se quejó por la detención, puesto que “siempre estuvo a derecho”, pero Ercolini tras la indagatorian ratificó su detención, fundamentada en su posibilidad de fuga a raíz de su situación judicial, con tres condenas en causas por corrupción.
El juez ordenó que permaneciera en la Unidad Especial Investigaciones y Procedimientos Judiciales «Buenos Aires» de Gendarmería Nacional, vecina a los tribunales de Comodoro Py, para declarar mañana ante otro dos jueces por otras causas.
Hoy deberá presentarse ante el juez Ramos, por no haber llamado a licitación ferroviaria y luego ante el juez Sebastián Casanello por presunto enriquecimiento ilícito.