Deportes

Jaguares fueron derrotados por los Highlanders

En la primera de las cuatro escalas de una larga gira por Oceanía, Jaguares luchó hasta el final pero terminó cayendo ante Highlanders 32-27, por la 13ª fecha del Super Rugby 2019.

El entrenador Gonzalo Quesada apostó por un equipo fresco ante lo desgastante del viaje a Nueva Zelanda y el cansancio acumulado e introdujo nueve cambios respecto del partido anterior, lo que se evidenció en algunos errores de coordinación, especialmente en defensa, que venía siendo su mayor virtud en la campaña y esta vez flaqueó. En el vértigo que propusieron ambos, falló reiteradamente en el primer tackle y cada vez que Highlanders tomó inercia se hizo imparable.
Cabe destacar la actuación de Sebastián Cancelliere y el debut de Lucas Paulos, el séptimo en Jaguares esta temporada. Highlanders apoyó sus cuatro tries en la primera mitad. Matías Moroni, Marcos Kremer y Ramiro Moyano marcaron los tres de Jaguares, mientras que Joaquín Díaz Bonilla estuvo perfecto en sus envíos a los palos (5/5) y sumó 12 puntos con el pie.

El equipo argentino empezó bien, metiendo presión, obligando al local a deshacerse de la pelota y siendo incisivo en ataque. Cancelliere avisó con una gran jugada personal y enseguida partió la defensa en un gran contraataque y habilitó a Moroni con el pie para el primer try del partido, a los 12 minutos.

Fue todo lo que duró el dominio de Jaguares, ya que a partir de allí el rival empezó a imponerse el contacto y meterse adentro de la defensa con facilidad (pobrísimo 58% de efectividad en el tackle en los primeros 40), lo que generó una inercia que, junto con la ductilidad para pasarse la pelota en el contacto, se hizo imposible de frenar. Así llegaron los tries de Lentjes y Faddes, y pese que Jaguares se mantenía a tiro gracias al pie de Díaz Bonilla (13-12), en los últimos cinco minutos Highlanders llegó dos veces más al try y se fue al descanso con una ventaja de 26-13.


Si un mérito cabe reconocerle a este equipo es nunca darse por vencido. Primero un quiebre de Díaz Bonilla y después una habilitación del 10 para la entrada en potencia de Kremer para volver a ponerse rápidamente en partido en la primera acción de la segunda mitad. Highlanders volvió a alejarse con dos penales, pero Jaguares respondió con otra gran conquista que incluyó una buena gestión de Creevy, ya en la cancha, y la definición del implacable Moyano para acercarse a cinco (32-27).

En los últimos 10 minutos Jaguares estuvo tres veces cerca del try, pero dos pérdidas por errores propios y un penal frustraron esos ataques.

Ahora, Jaguares parte a la capital Wellington para un compromiso de mayor exigencia como es Hurricanes, el escolta, con errores por corregir pero la cabeza en alto por la entrega hasta el final.

Fuente: El Tribuno

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com