Policiales

Indignación por lo que dijo la madre de la beba recién nacida, rescatada de una letrina

La mujer, 34 años, será imputada por tentativa de homicidio, agravado por el vinculo. En su declaración dijo, que la beba se le cayó y la dejó ahí, porque llegaba tarde al trabajo.

 

La madre de la beba recién nacida rescatada por policías de un pozo ciego en San Antonio de los Cobres fue hallada e identificada por efectivos de la comisaría de esa localidad, con colaboración de una comisión de la División Homicidios que había viajado al lugar.

 

Susana Tolaba, de 34 años, es empleada en el hospital de esa localidad en el sector de medicamentos. Es soltera y tiene una hija adolescente. Vive cerca de la letrina donde fue hallada su hija.

En su declaración la mujer manifestó que dio a luz en la letrina, que la beba se le cayó y no pudo sacarla, porque lo que la dejo ahí, y se fue a trabajar al hospital, sin comentar el hecho con nadie.

 

Trascendió que familiares de la mujer, durante la noche del martes, comenzaron a sospechar que ella era la mamá de la beba hallada temprano en un pozo ciego del barrio Usina por dos vecinos que habían escuchado su llanto desgarrador. Le preguntaron y ella contestó que sí, que era la madre. Luego habría relatado lo ocurrido ante la Policía.

 

La jueza de Garantías 8, Claudia Puertas, ordenó la detención de la mujer, quien fue acusada provisoriamente por el fiscal Penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Paz, del delito de tentativa de homicidio calificado agravado por el vínculo.

 

Fuentes judiciales confirmaron que, en la sede del juzgado capitalino se hará el control de legalidad de la detención exigido por la ley y será formalmente imputada.

 

“La gente del hospital estaba muy dolida por lo que le ocurrió a la beba. La pequeña es la segunda hija de la mujer. Todos creíamos que quizá la mamá de la criatura era una jovencita humilde que agobiada por la situación dejó a la nena en el pozo, pero no fue así. De igual manera no podemos juzgar de antemano a la mujer ni acusarla antes de escuchar sus palabras”, manifestó una fuente ligada al caso.

 

“Ningún compañero sabía que ella esperaba un bebé. Están todos consternados. Nadie se dio cuenta. Aquí es común usar camperas grandes, gruesas así que quizá por eso no se dieron cuenta. Tampoco hay registros de controles del embarazo”, añadió.

 

La pequeña se encuentra en buen estado de salud en el área de Neonatología del hospital público Materno Infantil. Pese a las condiciones en las que fue encontrada, no sufrió ninguna infección. En principio padeció distrés respiratorio e hipotermia, pero ya superó ese cuadro. Los médicos y enfermeros que están a cargo de su cuidado llamaron Esperanza a la niña.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com