Policiales

Incendiaron la casa del acusado por el crimen de un chico de tres años

Tras el brutal crimen de un chico de tres años, asesinado de un balazo por la espalda por dos ladrones que le robaron a su papá en Lomas de Zamora, manifestantes incendiaron la casa del acusado de ser el autor de los disparos homicidas.

 

 

Familiares, allegados y vecinos se congregaron a horas de lo ocurrido con carteles que reclamaban «justicia» por Agustín, el nene asesinado, y «más policía» en el barrio. Denunciaron robos y cuestionaron al municipio y a las fuerzas de seguridad, al tiempo que sostuvieron que Villa Centenario «es un barrio liberado».

 

La manifestación comenzó en la Plaza 17 de Agosto, a sólo dos cuadras del lugar por donde Martín Bustamante y su hijo Paulo Agustín de tres años, caminaban cuando fueron abordados por dos adolescentes el miércoles por la noche.