Policiales

Imputarán por homicidio calificado al criminal del motel

Raúl Pérez (39) será visitado por la juez de Garantías quien rubricará lo que los médicos ya indicaron. Luego el fiscal penal le hará conocer el alcance y el tenor de la acusación.

El fiscal penal de Graves Atentados contra las Personas 2, Pablo Paz, finalmente imputará por homicidio calificado y otros posibles delitos a Raúl Pérez (39), único detenido por el crimen de Jéssica Norma González, ocurrido en la noche o madrugada del jueves en el motel «Mimos».

A casi una semana de ocurrido el suceso que conmocionó a la opinión pública, no solo por el lugar donde se encontró a la malograda joven sino por los pormenores todavía no esclarecidos del caso.

Es de público conocimiento que la joven fue hallada a las 2 de la madrugada del viernes 21 en una habitación del hotel alojamiento ubicado sobre avenida Gato y Mancha de Villa Palacios.

Hasta el momento, oficialmente se caratuló el hecho como supuesto femicidio, aunque esa carátula encierra en sí una supuesta pero no probada relación sentimental entre la joven González y Raúl Pérez.

Esta hipótesis no es compartida por la familia de la víctima, que sostiene que los vínculos entre la joven y su victimario estaban lejos del amor o del noviazgo.

Para la familia, hubo privación ilegítima de la libertad, torturas y un ataque con arma blanca que pretendió y logró silenciar la casi segura denuncia de la víctima.

Esto se refuerza en que el sujeto a punto de ser imputado ya arrastraba una historia de violencia de género y soportaba sobre sí por ese y otros hechos una prohibición de acercamiento tanto de su expareja como la de su propio hijo, según denunciaron los familiares de Jéssica.

Estos aseguraron que esa prohibición de acercamiento y restricción del hogar fue la causa por la que Raúl Pérez buscó apoyo espiritual en la iglesia donde Jéssica predicaba el evangelio y practicaba la solidaridad con el prójimo.

De todas maneras, una vez que el sujeto sea informado de su situación penal se le tomará una declaración indagatoria puntual sobre los cargos que enfrenta, ocasión en la que puede expresar su descargo (no tiene obligación de decir la verdad) o ampararse en las garantías constitucionales y no declarar hasta tanto se lo indique su defensor o su propia conciencia.

Además, trascendió de fuentes fidedignas que Raúl Pérez fue sacado del riesgo de muerte en las primeras horas de haber ingresado al hospital San Bernardo, y que sus heridas a pesar de ser graves no tenían el sesgo de ser terminales.

En ese punto también la familia de la víctima, a través de un hermano, hicieron hincapié en que se demuestre que las heridas de Pérez fueron posteriores a la muerte de Jéssica.

Visita de Garantías

El último informe médico del San Bernardo indicó que Raúl Antonio Pérez se encuentra lúcido y coherente. Por tal motivo, la jueza de Garantías 7, María Edith Rodríguez, se constituirá hoy jueves 27 en el hospital, a efectos de controlar la legalidad de su detención, según exige la ley vigente.

Posteriormente se realizará por parte del fiscal penal interviniente la audiencia de imputación, donde se hará conocer al hombre el delito por el que se encuentra acusado.

Con estas diligencias Raúl Pérez quedará en calidad de detenido, seguramente bajo el régimen de prisión preventiva, a la espera de su procesamiento.

Pruebas en el auto

Pérez ingresó en un Volkwagen Gol de color gris oscuro con vidrios polarizados, que impidió a la recepcionista del motel advertir el estado en el que estaba la mujer.

En ese auto quedaron las improntas de una lucha feroz.
El agresor al momento del hallazgo se encontraba al borde de un shock hipovolémico.
La intervención del Samec le salvó la vida, ya que además de lesiones en el cuello también tenía una profunda herida en la zona abdominal.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com