Hantavirus

Hantavirus: qué hay que hacer para prevenirlo

El Ministerio de Salud de Salta pidió a la población intensificar las tareas de prevención, a fin de evitar la presencia de los roedores transmisores de la enfermedad. Mirá cuáles son las principales medidas a tomar en casa.

Tras la confirmación de un caso mortal de hantavirus en el norte provincial, desde el Ministerio de Salud Pública pidieron a la sociedad tener en cuenta las medidas de prevención para evitar el Síndrome Pulmonar, transmitido por los roedores.

Responsables del área de Epidemiología recordaron que es una enfermedad que comienza con síntomas parecidos a la gripe (fiebre, decaimiento y dolor de cuerpo) y que luego de tres o cuatro días se complica con dificultad para respirar. Se adquiere principalmente aspirando los virus que se encuentran en los excrementos desecados de roedores (orina, materia fecal y saliva).

Del mismo modo, se informó que, tras el caso mortal registrado en Tartagal, el área operativa de esa localidad, con la asistencia de Epidemiología de la Provincia, realizan las tareas de bloque correspondiente para evitar la propagación del virus.

Las autoridades de la cartera sanitaria provincial instan a la comunidad a extremar las medidas de prevención para frenar la enfermedad. El éxito de cualquier campaña sanitaria radica en su continuidad y en la concientización de la colectividad. La limpieza de las viviendas, la higiene personal, y el ordenamiento de patios y terrenos es primordial para evitar cualquier tipo de enfermedad, y para ahuyentar insectos, roedores, y alimañas en general.

Medidas de prevención

El Ministerio de Salud Pública recomienda a la población mantener limpios los domicilios y terrenos baldíos, a fin de evitar la presencia de roedores, como también bloquear orificios en puertas, paredes y cañerías.
Se aconseja usar veneno o trampera para roedores, no tocarlos ni golpearlos. Si se encuentra uno de estos animales muerto, rociarlo con lavandina y luego de 30 minutos como mínimo recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 centímetros de profundidad, o quemarlo.
En el caso de que sea necesario acumular leña, hacerlo lo más lejos posible de la vivienda; desmalezar terrenos y evitar el contacto con las secreciones de los mencionados animales.
Ventilar por lo menos 30 minutos antes de ingresar a lugares que hayan estado cerrados y cubrir boca y nariz con pañuelo húmedo.
Realizar la limpieza de pisos, mesas, cajones y alacenas con una solución de agua y lavandina, en una proporción de diez partes a una y dejar 30 minutos antes de enjuagar. Si se acampa, hacerlo lejos de malezas o basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.