El cantante

«Gustavo Sáenz canta muy bien pero no se le conocen proyectos para gobernar la provincia»

La senadora nacional y precandidata a diputada provincial por el frente Olmedo Gobernador, Cristina Fiore dijo no arrepentirse de votar la Reforma Jubilatoria, achacó contra el “caos” en materia de transporte y señaló que “no tiene nada que ver con Sáenz”.

Cristina Fiore Viñuales fue electa senadora nacional en 2013 junto a Rodolfo Urtubey cuando su lista se impuso a la de Juan Carlos Romero y Sonia Margarita Escudero.

La referente del Partido Renovador cobró singular popularidad con la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en la que se convirtió en una ferviente opositora a su aprobación, una bandera que ahora enarbola en su campaña hacia la Cámara de Diputados local. Sin embargo, a principios de este año se ganó la bronca del oficialismo- que había contado con su voto en otros proyectos, como el Presupuesto de ajuste del 2019- por rechazar el DNU de extinción de dominio para recuperar bienes de acusados de corrupción, trata de personas y narcotráfico y consideró que un decreto no puede legislar sobre materia penal.

Fiore encabeza la lista en el frente que lleva como candidatos al Ejecutivo Provincial a los diputados nacionales Alfredo Olmedo y Miguel Nanni.

En diálogo con el programa Sapo de Otro Pozo que produce este medio en FM Noticias 88.1, Fiore contó que en el Senado de la Nación se está tratando un proyecto de modificación del Código Penal y sobre ello señaló que “a la luz del resultado electoral tan claro” por la derrota de Mauricio Macri le “parece un despropósito estar tratando el proyecto de un gobierno que está más en retirada”.

Respecto al análisis de los resultados electorales, la senadora consideró que “el Gobierno ‘apostó’ mucho a los ‘mercados internacionales, de abrirse al mundo’ y se olvidaron de lo más importante de un país, que es su propia gente”. “La línea de pobreza- y en esto no pueden echar tanto culpas contra el gobierno anterior-, cuando se empieza a comparar (estadísticas desde el 2016), vemos que año a año la pobreza ha ido incrementando y es responsabilidad del actual Gobierno”, agregó Fiore para luego achacar que desde el oficialismo “no quisieron ver la realidad”.

– ¿Usted se arrepiente de haber votado a favor la Reforma Previsional?”, consultó este medio.

– C.F: No. ¿Sabe qué? Mire, le voy a ser súper honesta con eso, como lo he sido siempre. Es un voto que me a mí me costó muchísimo. El problema era el siguiente: el tema de la reforma previsional es que no estaba solita; estaba atada al pacto federal. Y de ese pacto federal dependía que llegaran un montón de recursos a la provincia y obra pública también. Entonces, yo no puedo como representante de la provincia estar en contra- que sí lo estaba, no me gustaba nada el tema de la reforma previsional-, pero yo no podía decir ‘sí quiero que vengan los recursos a la provincia que necesitamos para pagar los sueldos, los aguinaldos (porque fue a fin de año), y para hacer la obra pública que nosotros necesitamos’ pero voy a votar en contra. (…) O votaba el paquete, o no lo votaba.

-B: ¿Pero sí reconoce que no era una ley que iba a favorecer a los jubilados y sus haberes?

– C.F: Yo creo que se trató de mejorar. De la fórmula inicial a la fórmula que terminó saliendo, fue la mejor. Pero la verdad es que es doloroso cuando uno advierte, y sobretodo ahora que estamos viviendo en épocas de inflación, uno sigue el índice de consumidores y usuarios y ve cómo están subiendo la canasta básica y los remedios, advierte que el sector de los jubilados es el sector que más sufre está situación.

El sistema de cálculo del cual habla Fiore fue justamente lo que perjudicó a los jubilados: la actualización por ajuste de inflación según períodos anteriores es lo que provocó la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores pasivos. A ello debe sumarse, por supuesto, que la inflación de los remedios escaló a cifras inalcanzables (además de sus recortes) y en marzo, según la Universidad de Avellaneda, los jubilados ya habían perdido un 10%. Lo que aprobó el Congreso en 2017, en medio de una feroz represión, fue una demanda del Fondo Monetario Internacional que también busca subir la edad jubilatoria y reducir la tasa de sustitución (relación del haber inicial y promedio del salario antes de jubilarse).

Legislatura local 

Al ser consultada sobre posibles proyectos que presentaría en caso de ser electa diputada provincial, Fiore dijo que apuntaría a una legislación en materia tributaria que dé pie a la inversión privada. “Que bajando los impuestos, sea más la gente que pague, cuestión que el Estado no reciba menos recursos, pero poner un poco de orden”, explicó. Y puso de ejemplo a la Municipalidad de Salta y la habilitación para un negocio: “sigue siendo todo tremendamente enmarañado, una burocracia espantosa, un desorden increíble”, espetó.

Por otro lado, habló sobre el tránsito de la provincia y manifestó que hay “mucho desorden” y por eso está de acuerdo con Alfredo Olmedo que busca solucionar ese problema. “Es un caos, cada uno hace lo que quiere y ni la policía ni tránsito pone realmente orden en eso”, dijo.

El armado

Sobre el armado de su frente, dijo que “fue bastante natural por el trabajo que hicimos en la defensa de las vidas, el no al aborto, la preocupación por el embarazo adolescente y la educación sexual”. Y agregó que le pareció “bárbaro” que Sáenz y Olmedo estén en dos proyectos distintos puesto que el legislador nacional mantiene el mismo discurso de la cultura del trabajo, el no al aborto, sacar a los jóvenes de las drogas y reconstruir los oficios.

“No tengo nada que ver con Gustavo Sáenz”, se distanció Fiore del intendente capitalino para luego señalar que la retirada del ex jefe de gabinete Fernando Yarado “fue un golpe bastante duro”.

Luego, deslizó: “No conozco honestamente las propuestas de Sáenz, lo he escuchado cantar, canta muy lindo, me sorprendió, tiene una muy bonita voz. Respecto a propuestas para la provincia, honestamente no lo he escuchado decir ninguna. Sí lo he escuchado decir que vengan todos, que ‘mientras se sumen a mí está todo bárbaro’, pero me parece que le falta el ‘para qué’”.

La senadora también opinó sobre Sergio “Oso” Leavy y destacó que en las peores épocas del kirchnerismo siempre estuvo de ese lado siendo candidato. “La coherencia política en un tiempo que ha tenido en estos días es totalmente destacable”, opinó Fiore.