Deportes

Gimnasia incorporó a Ivo Chavez y al «flecha» Arraya

El mediocampista salteño y el atacante jujeño ya son refuerzos del albo.

Tras un mes de negativas, incertidumbres y negociaciones fracasadas, Gimnasia y Tiro mató en un solo día dos pájaros de un solo tiro y metió los dos bombazos que tanto esperaba el entrenador Alfredo Víctor Riggio desde que arrancó la pretemporada, pensando en el debut del albo en el octogonal del torneo Federal A, este domingo, a las 19.30, frente a Sportivo Belgrano de San Francisco, por la primera fecha.
Casi en el final de un enero que deja algunas dudas y otras certezas en cuanto a lo futbolístico, en un lunes de definiciones el albo abrochó las dos incorporaciones para la segunda mitad de la temporada: el volante Ivo Chaves y el delantero Juan José Arraya.
El primero, Chaves, que se sumó a la pretemporada desde el arranque y que se recupera de una afección física que lo complicó para jugar en la alta competencia de una primera división, ya es oficialmente refuerzo luego de que la dirigencia millonaria al fin haya arribado a un acuerdo definitivo con sus pares de Talleres de Córdoba, club dueño de su pase, para acordar un préstamos que se extenderá hasta el 30 de junio.
Ivo ya estampó la rúbrica que lo unirá a Gimnasia hasta el final de la temporada y solo espera que llegue el pase desde La Docta para que pueda formar parte del viaje del plantel a San Francisco el próximo viernes por la noche y formar parte del debut.
“A Ivo lo vemos que está bien y con muchas ganas. Es una jugada nuestra, había que jugársela. Es un jugador que si está pleno tiene una jerarquía tremenda y es un ‘refuerzazo’. Si está bien le aportará juego, nivel, es un profesional en todo sentido. Estuvo atravesando un trance con su salud un poco complejo pero hoy los estudios médicos le dan bien. Apostamos por una cuestión humanitaria, pero también porque es un jugador bárbaro”, expresó Juan Carlos Ibire, de la subcomisión de fútbol.
En cuanto al caso de la “Flecha Arraya”, el exdelantero de Juventud Antoniana, Huracán, Patronato de Paraná y Santamarina de Tandil llegó a un acuerdo con la dirigencia y se lo espera mañana para que estampe su vínculo y se sume a las huestes de los de la Vicente López, para procurar curar la preocupante anemia de gol que viene afectando al equipo del Tano.
En cuanto a esta etapa trascendental del torneo que se viene y sus dificultades, Ibire lo palpitó: “Se nos vienen los dos viajes más largos casi seguidos -San Francisco el domingo y Villa Ramallo en la tercera fecha-, económicamente es duro, cada viaje afecta y nos costará entre 130 y 140 mil pesos cada uno. Este miércoles tendré una charla con el plantel, será prioritario estos tres meses estar en los detalles más mínimos. Se les pedirá compromiso a los jugadores, saben que se juegan mucho y nosotros también, la posibilidad de soñar con volver a un B Nacional, ese ascenso que acá necesitamos como el agua”.
“Hay un plantel muy profesional que no merecía perder el clásico con Juventud, pero que tiene mucha entrega”, cerró.

La falta de gol, el déficit
“Necesitamos que la pelotita entre al arco. Será un torneo durísimo y será clave hacerse fuerte de local ante los que para mí son los tres candidatos: Central Córdoba, Sarmiento de Chaco y Crucero del Norte. El partido de la segunda fecha será clave por donde se lo mire, el que pierda ese partido se quedará lejos”, analizó Ibire, para remarcar luego que “en los mínimos detalles estará la clave en una ronda pareja. Hay que reducir el error y optimizar porque fallás y te quedás afuera. En esos detalles también está un arbitraje a la altura de las circunstancias”.

Fuente: El Tribuno