Deportes

Ganó Newell’s y alcanzó a Boca

El equipo de Rosario se impuso por 1-0 sobre Huracán con un gol de Ignacio Scocco y es puntero.

Newell’s no mereció el triunfo en Parque de los Patricios, pero acertó en la única que tuvo y le alcanzó para vencer 1-0 a Huracán y alcanzar a Boca en lo más alto de la tabla, por lo menos hasta que los de Guillermo Barros Schelotto reciban este domingo a Arsenal. El Globo se complica con el promedio.

El primer tiempo de la visita fue pobre. Le costó generar juego y no llegó con peligro al arco de Marcos Díaz. Facundo Quignón quedó muy solo en el medio y Maxi Rodríguez, Mauro Formica e Ignacio Scocco no lograron asociarse, entonces entre Matías Fritzler y Lucio Compagnucci se comieron el medio e impulsaban a Huracán en ataque.

El local tuvo cuatro chances de gol, ninguna demasiado clara. La primera fue a los 8, Angulo la bajó en el área y Romero Gamarra definió desviado. Después, Lucas Villalba probó de zurda, por arriba del travesaño; luego, el Kaku habilitó a Mariano González en el área y Norberto Briasco definió cruzado y desviado. Huracán no podía convertir.

A los 30, llegó el quiebre del primer tiempo. Romero Gamarra le tiró un caño a Formica y se metió en el área, Néstor Moiraghi lo barrió y todo el estadio pidió penal. Pero para el árbitro Héctor Paletta el de Huracán había simulado. Los hinchas locales empezaron a insultar al juez y entonaron el clásico canto de cancha “tomala vos, dámela a mí, vamo’ a matar al referí”. Y a los 33 minutos, Paletta amagó con suspender el partido: “No podemos alimentar esta violencia”, declaró para la televisión.

Fueron siete minutos de incertidumbre y después de hablar con los capitanes y con el jefe del operativo policial, Paletta reanudó el juego. Como condición exigió que por los altoparlantes les pidieran calma a los hinchas que respondieron irónicamente: “Borón bombom, para Paletta la Selección”. Después, Huracán siguió siendo mejor, pero se fue al vestuario sin poder convertir y con el 0-0 en la chapa.

Para el segundo tiempo, Osella sacó a Joel Amoroso y mandó a la cancha a Jacobo Mansilla. Pero Newell’s jugaba al trote y Huracán corría. El local era mejor, recuperaba y jugaba, pero le faltaba fuerza en ataque. El Vasco Azconzábal reemplazó a Angulo por Ignacio Pusseto y el Globo siguió haciendo todo bien, excepto definir.

Probó Fritzler, de zurda; Romero Gamarra; Pusseto, de cabeza: no había caso. El arco estaba torcido para los de la Quema. Y como en una película mil veces proyectada, en la primera que tuvo Newell’s se puso en ventaja. A los 28, Scocco se generó el espacio, sacó un derechazo desde afuera del área que se desvió en Martín Nervo y desacomodó a Marcos Díaz para el 1-0.

En el último cuarto de hora, Huracán fue ciego por el empate. Entraron Mauro Bogado y Daniel Montenegro lo que dejó en evidencia la escasez de delanteros que tiene el plantel. Una jugada de Romero Gamarra, que enganchó dos veces en el área, insinuó una igualdad que al final no iba a llegar. Los tres puntos fueron demasiado premio para Newell’s, pero embolsó la victoria y se trepó a la cima con Boca. El Globo sufre en la zona caliente.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com