Argentina

«Fue una explosión pequeña», aclaró el director del organismo que detectó la señal en el Atlántico

El organismo internacional que detectó una "señal inusual" el pasado 15 de noviembre cerca del lugar en el que se comunicó por última vez el submarino ARA San Juan, aclaró hoy que fue una "explosión pequeña" y que no se puede confirmar que haya ocurrido en el submarino.

 

 

«Fue una explosión pequeña», aclaró el director del organismo que detectó la señal en el Atlántico

Lassina Zerbo, el secretario ejecutivo de la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares

El organismo internacional que detectó una «señal inusual» el pasado 15 de noviembre cerca del lugar en el que se comunicó por última vez el «ARA San Juan» aclaró hoy que fue una «explosión pequeña» y que no se puede confirmar que haya ocurrido en el submarino.

En diálogo con la agencia Noticias Argentinas (NA), Lassina Zerbo, secretario ejecutivo de la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés), dijo que «esto ciertamente no es una explosión nuclear» y explicó que «estamos hablando de un pequeña explosión subacuática que podría ser cualquier cosa». El especialista puntualizó, no obstante, que «la coincidencia en tiempo y ubicación conduce a un posible vinculo con el submarino».

 

«Registramos una señal de una explosión muy pequeña, pero no sabemos si fue del submarino. O el movimiento del submarino o una explosión en los motores», explicó Zerbo.

Además, el secretario de CTBTO, quien participó del análisis de los datos registrados por dos de las estaciones de medición, se encargó de aclarar que el evento detectado «no significa que el submarino haya explotado en su totalidad».

Zerbo contó también que siguen colaborando con el operativo de búsqueda del ARA San Juan. «Estamos pasando datos en bruto para quienes puedan usarlos de forma digitalizada».

«En un análisis posterior se confirmó que fue una señal corta, de banda ancha y bajo el agua con características de explosión con posibles resonancias y ecos. Pero no hay nada más en esta etapa», indicó.

 

Este viernes por la mañana, en diálogo con el canal de noticias TN, Zerbo había explicado la gran dificultad técnica que tienen para dar con la información correcta: «Si se busca una aguja en un pajar hay que hacer un trabajo preparatorio y revisar cada pequeño espacio hasta encontrarla. Si la aguja es metálica es más fácil, pero si tiene el mismo color que la paja será más difícil».

En su página oficial, el organismo internacional publicó que alrededor de 300 estaciones de monitoreo distribuidas por todo el mundo controlan constantemente el planeta en busca de signos de explosiones nucleares, utilizando cuatro tecnologías complementarias: sísmica, hidroacústica, infrasónica y radionúclida.

Los datos de esas estaciones se envían directamente a Viena desde donde se comparten casi en tiempo real con todos los Estados signatarios del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE), y además se comparten con todos los Estados para que los expertos realicen el análisis.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com