Policiales

«Fue horroroso lo que hicieron esos malvados con mi hija»

La familia de la niña abusada en Rosario de Lerma teme por las amenazas de los depravados. .

«Fueron cinco y después de todo lo que me hicieron me amenazaron que iban a matar a mi familia si yo hablaba». Con estas palabras la niña de 13 años describió ante su madre el abuso sexual en banda que sufrió el martes a la tarde en Rosario de Lerma. Cecilia estalló en llanto al recordar el momento en que su hija llegó al domicilio y le relató lo que había sufrido minutos antes cuando los depravados la interceptaron en el camino de retorno a casa, a la salida de la escuela secundaria donde cursa el primer año.

La mujer contó que la niña vive con su abuela materna y que todo sucedió cerca del domicilio al que se accede por un sendero bordeado por matorrales. Como todos los días, una de las tías salió a su encuentro al final del camino por el que transitan los vecinos de Finca Arizona para comunicarse con los barrios Torino y Founier, situado al norte de Rosario de Lerma.

«Como no venía decidí recorrer el sendero para ver qué pasaba», dijo a El Tribuno la joven. Y agregó: «Todo estaba tranquilo y me llamó la atención que no estuvieran los vagos que siempre se juntan en el lugar». Explicó que de inmediato retornó a su domicilio y encontró a su sobrina en estado de shock. «Estaba llorando y en su rostro pude advertir que había sufrido algo tremendo», manifestó la tía. La joven señaló: «En su cara había espanto y luego nos contó todo lo que le hicieron esos mal nacidos».

Por su parte, la madre de la niña manifestó que le resulta difícil explicar con palabras la brutal agresión. «Ella estaba muy mal y llamamos a la policía. A los pocos minutos llegaron los de la brigada, nos tranquilizaron y nos ayudaron a trasladar a mi hija al hospital, porque ya había pasado una hora y media y la ambulancia nunca llegó», se quejó la mujer.

Comentó que la niña dio algunos detalles de la fisonomía delos atacantes y que eso sirvió para comenzar las pesquisas en diferentes puntos de la ciudad. Al referirse a lo sucedido, indicó que luego de salir del colegio su hija tomó el mismo camino de todos los días y que en esas circunstancias ocurrió el ataque. «La sujetaron del cuello y le hicieron cosas horribles. Le taparon la boca y mientras la abusaban la amenazaban que no diga nada a nadie porque nos iban a matar a todos nosotros», contó la señora.

El relato se interrumpe por momentos debido a que no pudo contener el dolor que la embargaba. «Eran cinco, no tres. Uno tenía las mechas hasta la cintura, otro un tatuaje en la muñeca de una de sus manos; otro, una cicatriz por arriba de sus ojos; y varios de ellos tenían camisetas de Juventud Antoniana», describió la desesperaba mujer. Sostuvo que en el lapso de media hora los depravados abusaron de manera salvaje a la menor y que luego de saciar sus bajos instintos la dejaron abandonada en medio de los matorrales. Subrayó que por el tremendo shock que sufrió la niña perdió el sentido de la ubicación y luego de deambular sin rumbo por calles aledañas, con mucho esfuerzo pudo retornar al hogar. «Lo que hicieron esos malvados con mi hija fue horroroso», sentenció la madre. Con una sensación de enorme preocupación la mujer reclamó seguridad para la familia. «Quiero que se haga justicia, pero temo que no detengan a todos, o que después queden en libertad y cumplan las amenazas», enfatizó. «Nos preocupa lo que pueda pasar con mi hija cuando tenga que volver al colegio y con nosotros mismos porque vamos a quedar expuestos ante estos delincuentes», señaló. Dijo que la niña aún permanece internada en un hospital de la capital. «Hoy (por ayer) la vi un poco mejor y los médicos me dijeron que pronto le darán de alta», concluyó la mujer.

Apoyo del Estado

El programa de Orientación y Asistencia Integral a Víctimas de Delitos Graves está brindando asistencia psicológica y orientación jurídica a la familia de la menor abusada en Rosario de Lerma. La licenciada en psicología Carla Tiano, de
la Secretaría de Justicia y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos, tomó contacto con los padres de la niña y puso a disposición los recursos del Estado para asistir de manera integral ante esta dolorosa situación. “Hasta el momento se estableció un cronograma de visitas para llevar adelante un tratamiento psicológico y asesoramiento judicial”, informó el organismo. El Programa Asistir también ofreció la asistencia necesaria a la familia.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com