Una excelente idea

“Física al alcance de todos” clases por WhatsApp

Más de 200 chicos asisten al taller coordinado por el profesor Daniel Córdoba.

Como cada año, cientos de adolescentes y jóvenes vuelven a copar las aulas del taller “Física al alcance de todos”, dictado por el profesor Daniel Córdoba en la Universidad Nacional de Salta (UNSa).

Unos 210 chicos de instituciones tanto públicas como privadas, con gran expectativa y entusiasmo, colmaron ayer un anfiteatro de la casa de altos estudios desde las 9.30 hasta pasado el mediodía, y aprendieron cómo se construye la física y cómo funciona.

Este año hay una novedad interesante con respecto a la modalidad de enseñanza. “Este año tenemos una variante: las clases se van a mandar por WhatsApp. Los chicos van a recibir la clase por esta vía y van a venir a discutir acá lo que no se entienda. Esto se llama clase invertida y para nosotros es fundamental implementarla así”, informó el profesor Córdoba, coordinador del curso.

Durante la jornada de ayer los estudiantes también hablaron sobre la historia del taller. Es que gracias a este curso varios alumnos salteños pudieron ingresar Instituto Balseiro.

“Hay muchos chicos que están trabajando en distintas universidades y que han salido del taller, que se ha convertido en un semillero. Estamos por cumplir 30 años en esto ya”, expresó el docente.

Además, anticipó que durante el año los alumnos aprenderán y discutirán sobre óptica, calor, electricidad, magnetismo.

Además de Córdoba, habrá otras 12 personas enseñando y guiando a los chicos.

Cuando se lanzaron las inscripciones, el lunes pasado, el cupo se completó en cuatro horas. “Estamos muy contentos de tener chicos que vienen de tantas partes de la provincia, incluso de Jujuy, y es una gran responsabilidad ampliar las perspectivas de la física hacia un terreno que comúnmente no se trabaja en las escuelas”, indicó Córdoba.

Fabricio Gatti, de 20 años, es alumno del taller de física desde los 15 años, también cursa segundo año de ingeniería industrial de la UNSa y ahora es un flamante ingresante del Instituto Balseiro.

A mediados de julio viajará a Bariloche. Entusiasmado, contó que comenzó a prepararse para rendir en enero pasado.

“Junto con otros chicos estuvimos estudiando todos los días para el examen que rendimos a principio de abril. Éramos 11 los que rendíamos y pasamos cinco, todos de Salta. Después fuimos a una entrevista en Buenos Aires, donde de los cinco salteños seleccionaron cuatro para el Balseiro. Yo particularmente haré ingeniería nuclear. Este taller apasiona a mucha gente”, relató.

 Fuente: El Tribuno