Fuerte

Familiares de presos y trabajadores temen por el avance del coronavirus en la cárcel de Villa las Rosas

Crece la preocupación en el penal de Villa Las Rosas

A un contexto que de por sí era vulnerable, como el carcelario, se suma el avance de la COVID-19 y guardiacárceles y familiares de internos del penal de Villa Las Rosas manifestaron su preocupación y temor.

En tanto, fuentes extraoficiales informaron que un total de 160 trabajadores del servicio penitenciario fueron aislados desde que comenzó la pandemia en todos los complejos carcelarios de la provincia. De ese total, 60 fueron positivos de coronavirus.

Aseguraron que se cumplieron los aislamientos correspondientes y demás medidas de prevención.

Indicaron que desde fines de marzo hasta ahora hubo nueve internos con resultados positivos, de los cuales seis ya se recuperaron, aunque aclararon que «ninguno es del penal de Villa Las Rosas», sino de las unidades carcelarias del norte de la provincia y la Alcaidía Judicial, donde se registró el último caso. Allí se aisló a 11 detenidos.

Por otra parte, trabajadores de la Unidad Carcelaria 1 se comunicaron con la redacción de El Tribuno para denunciar que pidieron hisopados, pero que no obtuvieron respuesta. Además indicaron que en el pabellón K falleció un interno el jueves pasado, presuntamente por un problema cardíaco, pero que ellos esperaban que sea hisopado para ver si tenía COVID-19.

También aseguraron que en los pabellones A, E y G habría varios internos con síntomas de resfrío, lo que generaba preocupación en el personal.

Protocolo

Un joven que se desempeña laboralmente en el penal de Villas Las Rosas, quien solicitó preservar su identidad, contó que se aplica el protocolo preventivo y que al ingreso hay enfermeros que toman la temperatura a quienes llegan al establecimiento.

Las personas que entran al lugar deben colocarse alcohol en gel en las manos.

Según el trabajador, durante la jornada hay personal que constantemente desinfecta el lugar. «Todos nos lavamos las manos reiteradas veces y usamos el barbijo en todo momento», contó.

Una de las medidas que se adoptó es la división de los guardiacárceles en grupos. «Para que no seamos tantos en el mismo lugar, un grupo va una semana y el otro la siguiente, así se evita la aglomeración de gente», señaló.

El joven expresó: «Temor hay siempre por el coronavirus. Ya hubo casos positivos y otros tantos que están en veremos, con compañeros en aislamiento por 15 días. Conozco dos casos confirmados, uno de un compañero que estaba a cargo del pabellón G y el resto está a confirmar porque tuvieron síntomas».

Piden hisopados

El guardiacárcel manifestó que «faltó hacer hisopados obligatorios a todos. Para mí, deberían haberlos hecho desde el principio, pero no los hicieron. Ese fue un grave error. Si los hubieran hecho, se evitaba el problema».

El pedido de hisopados generó un revuelo a nivel legislativo la semana pasada. Es que mientras la Cámara de Diputados no trató una iniciativa para pedir al Ejecutivo análisis a todo el personal de la salud y seguridad, el jueves pasado, los senadores sí le dieron el visto bueno al requerimiento de PCR a los trabajadores de la salud y seguridad de la provincia. El temor es una sensación que experimentan los trabajadores del penal de Villa Las Rosas. «Entre mis compañeros hay temor, pero este es un trabajo que tenemos que cumplir sí o sí. Eso lo tenemos asumido. Hay compañeros que ya asumieron que en algún momento se van a contagiar, pero si entrás al penal mentalizado así vas mal, entonces yo por ejemplo, pienso que tengo que trabajar y cumplir con mi obligación lo mejor que pueda, tomando todas las medidas y nada más», finalizó.

Esta persona contó que el mayor comentario que hay en el penal es la «cantidad de internos que ellos ven que tienen síntomas de resfrío».

Inspección y visitas

A fines de marzo pasado, el fiscal penal 6, Marcos Ezequiel Molinati, realizó una inspección en la Unidad Carcelaria 1 de Villa Las Rosas para verificar el funcionamiento y las medidas. Fueron individualizados por el servicio médico penitenciario un total de 119 reclusos considerados en situación de riesgo por el coronavirus, sobre los cuales se tomaron medidas sanitarias.

Las visitas de los familiares están suspendidas desde el pasado 24 de agosto. Aún no se dijo cuándo volverán, el tema es que la provincia vive su peor momento de la pandemia, por lo que no sería un buen momento para que vuelvan las visitas.

Familiares

Familiares de internos del penal viralizaron audios en diferentes medios en los que expresan: «Ellos nos llaman y nos cuentan que hay casos en los pabellones, de internos con fiebre, y que a algunos sí los asisten y los llevan al hospital o les dan dexametasona, pero a otros ni siquiera les toman la temperatura. Es una crueldad porque, más allá de que estén pagando por sus errores con una condena, no tienen atención digna de salud».

También reclamaron por la restricción de las visitas. «Nos prohibieron las visitas cuando no había contagios todavía y da la casualidad que ahora hay celadores con coronavirus pero nadie dice nada, nadie pone la cara».

Y destacaron que si bien sufren por no poder ver a sus familiares privados de la libertad, prefieren que no vuelvan las visitas porque si no resultarían infectadas. «Exigimos que los ayuden, los asistan y le pedimos al director que no ignore la vida de nuestros familiares», finalizó una mujer que tiene un familiar en Villa Las Rosas.

Tupper con comida

Desde la Unidad Carcelaria 1 de Villa Las Rosas explicaron que las visitas de los familiares a los presos continúan suspendidas hasta el momento y que se aguardan las definiciones del Gobierno de la Provincia al respecto.
Para consultar sobre el cronograma de recepción de elementos los familiares y /o allegados a los privados de libertad pueden comunicarse al 0387-4280639/40/41 interno 201 Oficina de Atención al Ciudadano.
“Los familiares pueden traer los recipientes plásticos con comida y nosotros se los entregamos a los internos”, explicaron desde Villa Las Rosas.