Robo cybernético

Facebook sabía que chicos gastaban plata sin autorización

El informe de un medio norteamericano indica que en algunos casos pagaron hasta 6.500 dólares con las tarjetas de crédito vinculadas y la red social no hizo nada para controlarlo.

La crisis en Facebook parece no detenerse y cada semana, o cada día, la compañía de Mark Zuckerberg sufre nuevos golpes. The Center for Investigative Reporting (Reveal), un sitio de investigación sin fines de lucro estadounidense, reveló que la red social estaba al tanto de que menores de edad gastaban dinero sin la autorización de sus padres y no modificó su método de autenticación de identidad para impedirlo.

Reveal publicó fragmentos de la denuncia colectiva contra Facebook iniciada por un grupo de padres en 2016 ante el tribunal federal a cargo de la jueza del Distrito Norte de California Beth Freeman.

Entre los documentos presentados por el juzgado se muestra el caso de un adolescente de 15 años que gastó 6.500 dólares sin que, supuestamente, lo supieran sus padres. En el expediente figura documentación interna de la red social que confirma que estaban al tanto de que menores de edad compraban videojuegos.

Reveal indicó que Facebook no le devolvió el dinero al cien por ciento de los damnificados que se habían quejado. Los denunciantes, además, aseguraron que en aquellos años era difícil darse cuenta si se había hecho una compra o no.

Por su parte, la BBC publicó que en los memos internos de Facebook de la causa se asegura no solo que sabían que niños estaban gastando dinero en la red, sino que gracias a ese hecho ganaron 34 millones de dólares entre 2008 y 2014.

En general, los menores de edad hacían compras en Angry Birds, un videojuego de moda, u otros títulos como el Ninja Saga, que exigía el pago de una suma mensual para utilizarlo.

En su momento, los propios responsables de los jueguitos indicaron estar preocupados por esas tasas de devolución. Los empleados de Facebook realizaron un análisis y se dieron cuenta de que “en prácticamente todos los casos los padres sabían que sus hijos jugaban a Angry Birds, pero no pensaban que los niños pudieran comprar nada sin su contraseña o su autorización”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com