Rezar ayuda

Esta oración católica sirve para alejar la depresión, la tristeza y la soledad de tu vida

Cuanda sientas una completa y pesada carga de oscuridad merodeando sobre ti, toma fuerzas y pídele a Dios que te consuele y te anime en ese momento. Comienza a orar por ti mismo, por tus familiares y amigos y todos los demás que viven con depresión.

Dios quiere todo lo bueno para ti, Él no desea que sufras de depresión; ¡Él quiere que tengas vida en abundancia!

La depresión no es tan solo un estado de ánimo emocional, es una reconocida enfermedad médica de la que existen varias formas. Todos nos hemos sentidos deprimidos o caídos en algún momento de nuestra vida, pero cuando esto suele durar un tiempo muy prolongado, afectan el funcionamiento y el comportamiento general, y se puede llegar a sufrir un trastorno depresivo.

La depresión, que debe distinguirse de la tristeza, es una enfermedad médica bastante común y legítima.

Cuanda sientas una completa y pesada carga de oscuridad merodeando sobre ti, toma fuerzas y pídele a Dios que te consuele y te anime en ese momento. Comienza a orar por ti mismo, por tus familiares y amigos y todos los demás que viven con depresión.

Aunque esta oración puede ayudarte en muchas formas a que encuentres alivio y consuelo en Dios, nunca dejes de consultar con tu médico sobre tu estado depresivo.

Oración para alejar la depresión, la tristeza y la soledad
Padre bueno, Tú que eres santo, generoso y proteges a todos tus hijos en el momento de necesidad, acudo a ti con humildad, suplicando que dejes caer un bendición de amor sobre mí, que me cubra y aleje de mí todo sentimiento de tristeza, desolación y depresión que tengo en mi corazón.

Te confieso que me siento en soledad, triste, deprimido, con una total pesadez que me mantiene como atado a un silencio abrumador y paralizante.

Ayúdame a escuchar lo que Tú quieres decirme y enseñarme a través de esta depresión que estoy viviendo.

Me encuentro arropado por la oscuridad de esta abrumadora depresión. Sé Tú, el faro que me guía a través de una solución sanadora, acertada y reconfortante para mi alma. Ponme las personas adecuadas en mi camino, en el lugar y con los recursos que necesito para poder apoyarme en estos momentos.

Mi tristeza y depresión son tan estremecedora que me encuentro en el punto de no querer estar cerca de nadie y no tener el ánimo para hacer algo.

Tú, mi Dios, levantas con tus fuerzas a todos los oprimidos por las angustias, dolores y sin sabores de la vida, ayúdame a reconocer Tu presencia en este momento en que la depresión ha llegado a mi vida.

Yo sé que, en Ti, puedo encontrar alivio y consuelo. Quiero hacer mía aquellas palabras que pronunciaste sobre tu hijo Jeremías:

“Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce…” (Jeremías 1,18)

¡Mi corazón necesita de tu conexión sanadora! Sosténme en este tiempo de angustia y perturbación que ha generado esta depresión en mí y mantenme cerca de tu amor. No quiero vivir más la soledad y la tristeza.

Fortálece en esta prueba, oh Espíritu Santo, con tus divinos consuelos, cuando me sienta solo, deprimido, sin rumbo y sin salida.

Señor, en tu Santo y poderoso Nombre, por la preciosa Sangre de Cristo, por la dulzura de tu Virgen Madre, te lo pido.

Amén.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com