Desfalco multimillonario

Escándalo en un gremio docente de Salta: dirigentes venden títulos «truchos»

Luego de la acusación por un desfalco multimillonario a la jefa de la Asociación del Personal Docente (APD), Patricia Argarañaz, la justicia interviene por el otorgamiento de cargos docentes a cambio de entregar los tres primeros sueldos Una semana después de que la noticia publicada  acerca de la acusación sobre Patricia Argarañaz, secretaria general de lala Asociación del Personal Docente (APD) salteño, realizada por su propio hermano, quien detalló un desfalco en los fondos sindicales por más de cien millones de pesos, se realizó una nueva presentación judicial, esta vez por asociación ilícita. Basado en testimonios que fueron refrendados en la fiscalía de la capital salteña, el delegado sindical Julio Barrios presentó un escrito en el que detalla la venta de títulos falsificados para ejercer cargos a personas que no habían cursado el magisterio a cambio de que se entregarán los tres primeros sueldos. El documento señala que habría complicidad en el delito que incluiría a funcionarios del gobierno salteño. La presentación de Barrios se suma a una anterior realizada por el profesor Alberto José Rodríguez, director del Instituto de Formación Artística «Danzas de la patria» en la ciudad de Orán. «A una docente de ADP no le ocurrió mejor idea que falsificar los títulos de la academia», relató Rodríguez a Infobae. Y agregó: «Nos enteramos cuando el hijo de 8 años de una señora que estaba en la academia le dijo que no quería ir más a cursar. Me sorprendió. ‘Lo que pasa es que la maestra le pide a él que le enseñe a los otros chicos’, me explicó la madre. La maestra también les pedía a chicos de 8 años que hicieran trabajos de teoría del folclore, con explicación histórica y con las coreografías y tiempos musicales y compases». –¿No es demasiado para un chico de 8 años? –Sí. Lo que pasa es que la maestra no sabía nada de la docencia, no había terminado la secundaria y menos había cursado educación artística sino que había comprado un título falsificado. Me llamó la atención porque había no gato, sino tigre encerrado. Se presentó una chica que da clases, Noemí Mansilla, y me dijo: ‘Profesor, le están falsificando los títulos’. El negocio comenzaba en el cyber, que cobraba la falsificación, luego la delegada del sindicato docente de Pichanal cobraba de entrada 2500 pesos por la falsificación y después pedía los tres primeros sueldos por la entrega del cargo docente. Pongamos el sueldo mínimo podía ser de ocho mil pesos, por tres turnos, 24 mil pesos, y eso por tres meses. Podían sacar hasta alrededor de 60 mil pesos por la operativa». El profesor Rodríguez hizo entonces la denuncia penal en la justicia.
Título falsificado deI instituto de Formación Artística “Danzas de la patria”
Título falsificado deI instituto de Formación Artística “Danzas de la patria”
Barrios profundizó la denuncia y, como es delegado del gremio, aportó detalles de la posible intervención de la directiva provincial del sindicato, comandado por Patricia Argarañaz y funcionarios del ministerio de Educación salteño, que habrían tenido participación en la oficialización de los títulos. Así, en la denuncia por «asociación ilícita«, detalla la operativa que comenzaría por la falsificación de los títulos realizada por la delegada de Pichanal Margarita Gil, encargada de la supuesta operativa en los departamentos de Orán, Tartagal, Joaquín V. González, El Quebrachal y Embarcación. En la denuncia penal, Barrios señala que lo recaudado habría sido entregado directamente por Gil a Argarañaz y que Carina Wayar, secretaria técnica del ministerio de Educación, habría sido la persona encargada de habilitar el otorgamiento de cargos de acuerdo a la operativa descripta. –Usted es delegado desde hace varios años y es delegado del sindicato. ¿Conocía esta operativa? –La operativa la conocíamos todos, pero te da temor a perder el trabajo, no podés decir ni opinar nada. Esta operativa este año fue descarada, la impunidad era tal que el sindicato se presentaba donde se hacían las designaciones y se ponía una oficina junto a la oficina del ministerio de Educación. –¿Cómo toman los maestros estas denuncias? –La docencia salteña está tomando conciencia de lo que está pasando. Esperemos que salga todo esto a la luz produzca un cambio. Fuentes oficiales del gobierno salteño declararon: «En el caso de las designaciones docentes, éstas se efectúan de conformidad con el régimen sancionado por el Estatuto del Docente, Ley N° 6830 y su decreto reglamentario. En este sentido, en el Ministerio de Educación se constituyó un organismo permanente que se denomina Junta Calificadora de Méritos y Disciplina, cuyas funciones alcanzan a docentes de unidades educativas de gestión pública, en los niveles inicial, primario, secundario y sus diferentes modalidades. Los miembros de este organismo son elegidos por el voto secreto y obligatorio del mismo personal docente. La Junta elabora anualmente los cuadros de puntaje que se remiten a las Secretaría Técnica o a las instituciones para las designaciones, según vacantes existentes». La denuncia indica que Wayar habría otorgado los puntajes necesarios a los compradores de los títulos truchos. Carmen Venencia, docente de secundario, afiliada al sindicato y miembro de la opositora lista Tribuna Docente, también presentó una denuncia penal para que la Fiscalía convoque a los docentes involucrados en la operativa ilegal y a Raúl Argarañaz, hermano de Patricia y denunciante de la dirigente, y a Barrios. «También vamos presentar los testimonios de docentes que todavía no quieren dar su nombre», dice a este medio. La denuncia por «asociación ilícita» se suma a la realizada por desfalco multimillonario, que sumaría más de cien millones de pesos faltantes de los fondos de los afiliados, que denunció Raúl Argarañaz, que dijo ser un arrepentido e informó a Infoabe en exclusiva cómo él mismo habría «dibujado» los balances para la estafa millonaria. «Cuando vi que el robo era demasiado decidí irme del sindicato y ahora realizo la denuncia por este accionar delictivo, por el que he recibido amenazas de muerte», dijo. Este medio intentó comunicarse con Patricia Argarañaz pero no contestó los llamados ni mensajes. En cambio, Ana María Cerezo, tesorera del sindicato y mano derecha de la dirigente sindical, replicó: «Solo te puedo decir que es todo mentiras. Feliz Navidad, que Dios bendiga su hogar y que el año próximo sea lleno de éxitos». El escándalo en el gremio salteño, el de más afiliados en la provincia, conmovió estos días a la sociedad del norte y las nuevas denuncias indican que el proceso sigue abierto. Fuente: Infobae