Policiales

Es policía, abusó de su sobrina desde los 8 años y fue condenado a 12 años de prisión

Marcos Bruno Flores (32) fue condenado este mediodía a 12 años de prisión efectiva por los abusos ultrajantes y tortuosos cometidos contra su sobrina desde los 8 años en Rosario de Lerma.

Marcos Bruno Flores (32) fue condenado este mediodía a 12 años de prisión efectiva por los abusos ultrajantes y tortuosos cometidos contra su sobrina desde los 8 años en Rosario de Lerma.

El tío había abusado de María (nombre ficticio para preservar a la víctima) por años y pese al temor infundido por el acusado y también policía, tomó valor, y con la ayuda de su actual pareja, contó su espeluznante calvario vivido, cuya imagen en la comunidad era la de un ser amable, muy católico y un eximio folclorista. La víctima decidió hablar en mayo del año pasado.

Desde la semana pasada comenzaron a ventilarse los detalles de estos abusos y de las torturas psicológicas sufridas por la víctima.

Flores fue condenado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y por la circunstancias de su realización, agravado por la guarda y la convivencia; abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por la guarda y la convivencia; y corrupción de menores agravada en perjuicio de una sobrina con la que convivía.

Pasaron tres años desde la última vez que fue abusada. María decidió hacer la denuncia a pesar de generar el enojo de su familia que la presionó para que levantara la denuncia. Incluso, una persona le ofreció trabajo y un lugar para dormir, dado que no podía volver a la casa de su abuela, en el barrio El Carmen de Rosario, lugar donde ocurrieron los abusos durante años.El último abuso que sufrió la joven fue a los 17 años, en un descampado. Flores le había pedido que lo acompañara en el auto a buscar a su abuela. En el camino se desvió e ingresó a un potrero, mientras la menor percibía lo que pudiera ocurrir y buscó escaparse pero el acusado trabó las puertas. La joven fue sometida y amenazada una vez más, “acá tengo el arma, no grites, te voy a matar y luego me mato yo”, le dijo el expolicía.

En los alegatos, luego de describir los traumáticos hechos sufridos por parte de su tío, de acuerdo a lo que se escucho durante dos semanas de audiencia, manifestó su posición en mantener la misma acusación por la que Flores fue llevado a juicio, y en virtud de la magnitud de los abusos cometidos pidió al juez Federico Armiñana Dohorman que condene a mismo a la pena de 15 años. Por su parte la defensa técnica negó la acusación realizada, solicitando para su cliente la absolución lisa y llana y que sea puesto en libertad.

Luego de un cuarto intermedio a las 13 el juez ingreso a la sala de juicio para dictar la sentencia, en la misma ordeno que Flores sea condenado por los mismo delitos endilgados por la fiscal, a una pena de 12 años de prisión efectiva, además de que se le tomen muestras para que sean remitidas al Banco de Datos Genéticos.

También hizo lugar al pedido que la fiscal realizo el día de ayer por la supuesta comisión del delito de falso testimonio en contra de Cristian Flores,sobrino del acusado.