Flexibilización Ambiental

En Salta se quitaron las exigencias para los desmontes

La Secretaría de Ambiente de Salta resolvió que para realizar Cambios de Uso de Suelo de baja intensidad (“desmontes”) no sea exigible audiencia pública. Además, que en el Manejo de Bosques Nativos con Ganadería Integrada, inferiores a 1500 has, no se realice Evaluación de Impacto Ambiental y Social.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable emitió la resolución N° 333/2020, que encuadra dentro del Manejo de los Bosques Nativos y que habilita la ganadería integrada, exonerando de la necesidad de realizar audiencia pública y de realizar los estudios ambientales correspondientes en zonas de menos de 1500 hectáreas.

Sin audiencias públicas para los desmontes y sin estudios de impacto ambiental. 

Concretamente, el artículo 1 de la resolución sostiene: “Respecto de los Planes, que por su baja intervención e intensidad sobre el bosque y/o impacto ambiental y social, la Autoridad de Aplicación podrá eximir al proponente de la celebración de la correspondiente audiencia pública”.

Por otro lado, en el artículo 3 de la resolución de la Secretaría de Ambiente, se señala respecto del manejo de los bosques nativos que: para los Planes de Manejo de Bosques Nativos con modalidad Silvopastoril, y/o cualquier otra modalidad que regule el manejo de bosque nativo con ganadería integrada en un futuro, inferiores a 1.500 ha netas de intervención inclusive, lo determinado en el artículo 2º de la presente (que habla sobre declaraciones juradas de impacto ambiental) y aclara, a su vez, que “para aquellos planes superiores a dicha superficie, se deberá presentar el Estudio de Impacto Ambiental y Social, y será de aplicación, lo establecido por la Ley Nº 7.070, su Decreto Reglamentario Nº 3.097/00 y procedimiento establecido por Resolución Nº 123/2020 del Ministerio de Producción y Desarrollo Sustentable, respecto de la celebración de las audiencias públicas”.

La resolución tiene dos aspectos a tener en cuenta, por un lado, retrocede en las exigencias dispuestas en la ley 7070, que prevé la audiencia pública para los cambios de uso de suelo, y resulta llamativo que se justifique esta regresión en la ley Nacional de Bosques Nacional y en el flamante acuerdo de Escazú; y por otro, se habilita que los Planes de Manejos de Ganadería Integrada, en áreas de menos 1500 hectáreas, se realicen siempre sin Evaluación de Impacto Ambiental y sin Audiencia Pública.

 

 

Por Opinión NOrte