Pero para trabajar tienen excusas

En Salta marcharon en contra de los ajustes

Movimientos sociales exigen aumentos salariales, más puestos de trabajos y la sanción de una ley de emergencia alimentaria.

Salta no fue la excepción, al igual que en la mayoría de las provincias del país, se realizó una marcha en contra de los ajustes, exigiendo un aumento salarial, nuevos puestos de trabajos, pidiendo que se sancione la ley de emergencia alimentaria y rechazando la participación del FMI en la economía argentina.

Movimientos sociales marcharon por las calles de la ciudad de Salta, exigiendo al Gobierno que le ponga fin a los ajustes, por lo que se dirigieron a Gasnor, Aguas del Salta, Anses y Saeta, mostrando su descontentó por los grandes aumentos .

María Colque dirigente del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), dijo a LA GACETA que la inflación que hay en el país es mayor al 47% y la canasta básica supera los $10.000. “La gente la pasa mal, no le alcanza el sueldo, nosotros percibimos un plan social de $6.000, estamos exigiendo al estado que aumente los sueldos. La inflación se va al techo y nosotros no tenemos el poder adquisitivo que tienen las empresas, volvemos a las calles para mostrar nuestro descontento al Gobierno”, dijo y agregó: “Hay cooperativas de trabajo en nuestras organizaciones que no pueden llevar adelante trabajos porque el gobierno tiene concesiones con empresas privadas. Nosotros nos quedamos en la calles con nuestras changas, con nuestros trabajos precarios y con un plan social mísero de $6.000”.

Yanina Frías, militante del Frente Popular Darío Santillán, se refirió a los incrementos que hay regularmente y comentó: “Todo los aumentos vienen de sorpresa y nadie se preocupa por el bolsillo de los pobres que terminan pagando todo. Saeta pretende llegar a los $26 a fin de año, el bolsillo no aguanta y el servicio no es bueno”.

Cristina, integrante de la agrupación Darío Santillán mencionó a LA GACETA: “Somos un grupo personas que cobramos el salario complementario, es imposible cubrir los servicios como ser el agua, la luz y el gas. Se está pasando una situación difícil. La mayoría trabajamos aparte de acceder a este salario social para poder sobrevivir”. Y añadió: “Con todas las subas que hay, con todo lo que estamos pasando, no se puede solventar nada de los gastos, hay que buscar otras maneras para seguir”.

Los diferentes movimientos sociales mostraron su preocupación por la importancia que se sancione la ley de emergencia alimentaria. Yanina Frías, comentó: “Brindamos una merienda a los chicos de los diferentes barrios, donde realmente se ve la necesidad. Hacemos un aporte a la comunidad para poder matar este hambre que cada vez se hace más grande”. Por otra parte, Colque, dijo: “Hay niños que llegan con desnutrición, tenemos familiares que tienen que hacerse controles quincenalmente por bajo peso y eso no se quiere reconocer a nivel provincial, ni a nivel nacional”, concluyó la dirigente.

Fuente: LaGaeta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com