Garantias para los chorros

En Salta la policía atrapa a los ladrones y la justicia los libera al «toke»

La situación estalló, luego de que detuvieron y liberaron dos veces a un mismo ladrón. "Pasa siempre lo mismo dijeron los oficiales"

Hace una semana la Policía logró la detención de dos sujetos que se dedicaban a robar baterías de autos. Al cabo de algunas horas los ladrones fueron puestos en libertad, mientras entre los elementos colectados un auto quedó secuestrado en las instalaciones de la comisaría primera, ubicada en la calle General Gemes entre Deán Funes y Zuviría. El mismo hombre que había caído preso por robo fue quien se llevó el vehículo de la dependencia policial, volvió a ser detenido y liberado por el fiscal de turno.

El primero de febrero el ladrón de baterías fue detenido por efectivos tras recibir la órden judicial. El hombre, de 48 años, fue atrapado junto a un segundo delincuente. En uno de sus últimos hechos fueron detectados por las cámaras de videovigilancia en la avenida Entre Ríos.

Con las contundentes imágenes en su poder, los investigadores de la Policía salteña fueron en busca de los ladrones, los encontraron y los detuvieron, además de secuestrar el auto en que se movilizaban, un Ford Escort, llevando el rodado a la comisaría primera de esta ciudad.

De manera insólita, el martes de la semana pasada el vehículo Ford Escort que había sido secuestrado desapareció de las instalaciones de la dependencia policial, ubicada a pocas cuadras de la plaza 9 de Julio de Salta capital. Las fuerzas de seguridad fueron alertadas sobre el increíble suceso y se inició una nueva investigación.

El jueves pasado los sabuesos llegaron hasta una gomería ubicada a la vera de la ruta 51, kilómetro 3, en San Luis, donde detectaron un vehículo que tenía las mismas características del automóvil que había desaparecido de la comisaría primera. En el lugar había una mujer junto a su hijo de 17 años, se trataba de la expareja del ladrón de baterías liberado algunos días antes.

El auto volvió a ser secuestrado, y mientras era trasladado a la dependencia policial, en la ruta provincial 87, a unos 50 metros de la ruta nacional 51 descubrieron a un hombre que intentaba ingresar a una vivienda saltando un alambrado. La descripción del hombre que se había llevado al Ford coincidía con el sujeto, que al notar la presencia policial emprendió una veloz huida pero fue atrapado.

Se trataba del mismo hombre que había sido detenido el martes anterior. Fue trasladado a la comisaría nuevamente y tras la consulta judicial el fiscal penal 2, López Soto, dispuso que sea identificado y puesto en libertad nuevamente.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com