Durisimo

“En La Cámpora hay muchas personas adictas”

La diputada Carrió se refirió a la denuncia de la monja Marta Pelloni, quien había dicho que “La Cámpora era el brazo del narcotráfico en la política de Cristina Kirchner”.

Elisa Carrió, como cada vez que es entrevistada, dejó fuertes frases contra propios y ajenos. Aseguró, por ejemplo, que Emilio Monzó y Rogelio Frigerio «subestiman al presidente» y los tildó de «operadores». Asimismo, sostuvo que Miguel Ángel Pichetto «no tiene ética de principios, sino ética de poder». Y habló sobre la denuncia de la monja Marta Pelloni, quien había dicho que «La Cámpora era el brazo del narcotráfico en la política de Cristina Kirchner».

​»No es toda La Cámpora… Hay gente y personas de La Cámpora que no solo tienen vinculación con el narcotráfico, sino que también hay muchas personas adictas. Pero no es toda La Cámpora. Esto de decir ‘La Cámpora’ cuando yo digo corruptos digo Jaime, De Vido… todos me acusan porque personalizo, pero no se puede generalizar», dijo Carrió en diálogo con La Nación +.

Añadió: «Axel Kicillof no está en la droga. Y decir que está en la droga porque está en La Cámpora es una mentira. Ahora… Kicillof es que el entregó YPF».

Más temprano, la diputada nacional de Unidad Ciudadana y precandidata a Intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, advirtió: “Es muy grave lo que dijo Pelloni y puede tener consecuencias judiciales”.

“La demonización a La Cámpora nos perjudica a todos porque ataca la posibilidad de un pensamiento crítico”, apuntó Mendoza y aseveró: “Buscan que no salgamos a las calles y no seamos representativos de las consecuencias que generaron con sus políticas económicas y sociales y el ajuste que vinieron a llevar adelante en la Argentina”.​

La campaña, De la Rúa y Massa
Carrió cargó muy duro contra Monzó y Frigerio: «Subestiman al presidente. Los operadores creen que son políticos y no, están para estar en la oscuridad. Yo defiendo al presidente de la República y me he cansado de escuchar que el presidente no es político y que las falencias que tiene es que no se deja asesorar por el ala política. Macri es político».​

Al hablar de la campaña, dijo que «el hackeo de los resultados es posible. Y de esto sabe Alberto Fernández. Y los rusos están actuando en Venezuela, por qué no van a actuar en Argentina».​

Por otra parte, la diputada advirtió que el ex presidente Fernando De la Rúa sufrió «un golpe de acá a la China, fue muy traicionado por el propio radicalismo y condicionado» por el «establishment» económico, y consideró que el fallecido mandatario no estuvo «en la plenitud del ejercicio de sus facultades» en el final de su gobierno.

La dirigente agregó que De la Rúa «tuvo algún problema de salud» hacia el final de su gobierno, una afección que, dijo, «no se reveló y no sé si se va a revelar».​ Carrió evaluó que De la Rúa «fue muy traicionado por el propio radicalismo y tendría que haber roto la convertibilidad en los primeros 6 meses» de su mandato, que se extendió de diciembre de 1999 a diciembre de 2001.

Al referirse a Pichetto, candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, afirmó: «Yo no soy gorila. La llegada de Pichetto no me divierte. El vicepresidente tiene que ser un hombre leal al presidente. Pichetto es un hombre leal al poder, lo conozco desde hace 25 años. Está en las antípodas de mi pensamiento. A mí no me van a hacer votar algo que violente mi convicción, sea quien sea. En cambio él no tiene una ética de los principios, tiene una ética del poder».

Finalmente Carrió también se refirió a Sergio Massa: «Massa se disolvió. Massa fue una construcción de Paolo Rocca que se desinfló. No sabía a dónde ir. Fue una creación de los medios, como De Narváez. Una creación mediática. Incluso Paolo Rocca lo instaló como candidato a presidente. Después lo bajo yo y el presidente lo vuelve a subir. Y después lo lleva a Davos».

Fuente: Clarín

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com