Tremendo

El servicio de Agua es un desastre y Garcia Salado se burla del problema

Los vecinos de Rosario de Lerma continúan adelante con la protesta por mejoras en el servicio de Aguas del Norte. Ayer marcharon por la plaza central del pueblo manifestando su molestia con el actual Luis María García Salado, titular del organismo.

Le reclaman la falta de respuestas concretas ante los planteos de los más de 30 mil rosarinos que desde hace tres meses se encuentran prácticamente sin agua.

Mabel Perini en el diálogo con Nuevo Diario indicó: «actualmente la mitad de Rosario de Lerma se encuentra sin una gota de agua», señaló la vecina que agregó que la situación refiere a mucho tiempo atrás.

La vecina detalló que ya en el año 2017, bajo la gestión del entonces jefe comunal Sergio Ramos, hoy senador por el departamento de Rosario de Lerma, se accedió a un crédito por $ 27 millones para trabajar en tres pozos.

«En ese momento nos dijeron que con esas obras íbamos a tener agua por 250 años pero la verdad no sé qué es lo que pasó, porque la falta de agua es prácticamente durante todo el año», recalcó.

A este problema se le suma la situación de la mala calidad: «el año pasado, tras la crecida y arrastre de sedimentos de los ríos Rosario y Corralito, los pozos que nos proveen de agua quedaron totalmente contaminados y es así como estamos sufriendo las consecuencias, con agua que parece chocolate», señaló Perini, advirtiendo sobre las consecuencias en la salud de los rosarinos, con casos de salmonella, diarreas, etc.

«Hoy tenemos un bebé muerto con salmonella, y el pueblo dijo basta, no queremos seguir tomando agua contaminada», insistió la vecina.

No quieren oficina de atención al vecino

Tras las repercusiones de las quejas de los vecinos en Rosario, e inclusive con la presentación de un amparo judicial, el representante de Aguas del Norte, Luis María García Salado se hizo presente la semana pasada en la ciudad para dialogar con los vecinos, y los resultados fueron poco satisfactorios.

«Este señor (García Salado) adujo que no tenía conocimiento de nada y eso nos molestó mucho», explicó, agregando que: «García Salado no cayó de un plato volador, sentimos que se burló de la situación, teniendo en cuenta que fue jefe de gabinete de la Municipalidad de Salta, que tampoco excede de los problemas del servicio del agua».

«García Salado prometió que en 100 días se solucionará la situación, y la verdad es que para solucionar verdaderamente hay que hacer nuevos pozos y eso no se va a hacer en 100 días, y tampoco con una oficina de atención al vecino. No la queremos», enfatizó.

Por si fuera poco, a este panorama se le suman altas facturaciones en los hogares por un servicio que no poseen.

Mabel Perini aseguró por último que las protestas continuarán de manera pacífica, en pos de arrancar un compromiso real por parte de las autoridades provinciales.ç

Fuente: Nuevo Diario