El párroco de la Medalla Milagrosa fue denunciado por acoso sexual

“Mostrame algo… sos muy bonita”, fue uno de los mensajes que le enviaba a una feligresa.

“Te llego a ver y te parto la boca»; «Mostrame algo, sos muy bonita»; «Estás tan caliente como yo»; «Poné una foto tuya cuerpo entero»; «Soy cura, soy varón».

Todas esas frases pertenecen, según consta en una denuncia, al religioso Fernando Javier Zannier, a cargo de la iglesia Medalla Milagrosa, de Tres Cerritos.

Los mensajes de WhatsApp se hicieron públicos recién ahora, pero forman parte de una causa que pesa contra el cura desde el 26 de diciembre, día en que una mujer de 29 años se cansó del acoso y lo denunció en la justicia. Ella denunció al religioso Fernando Javier Zannier por enviarle mensajes a su teléfono celular con contenido sexual, aprovechando que mantenían contacto por una situación vinculada a la salud de un familiar.

El fiscal Rodrigo González Miralpeix ya investiga la causa.

Según trascendió, el sacerdote también le enviaba fotos a la feligresa.

Los hechos habrían ocurrido en diciembre, en el marco de conversaciones que mantenían por Whatsapp en relación a la salud de una familiar de la denunciante.

La mujer denunció que el sacerdote aprovechó el vínculo y su situación de vulnerabilidad: acababa de morir su abuela y además atravesaba una crisis de pareja con una inminente separación. El cura primero se convirtió en confidente de esos hechos. Luego, comenzó a enviarle mensajes con contenido sexual

Ante los cuales se sintió incomodada y decidió denunciarlo.

La denuncia se concretó el 26 de diciembre.

Fuente: LaGaceta