Un milagro para devolvernos la fe

¡El Papa Francisco hizo un milagro!

Se espera todavía la confirmación oficial pero los padres del chico se lo atribuyen enteramente a Francisco,

Mauricio Mota Sánchez, es un adolescente de 15 años oriundo de Oaxaca, México, que nació con una paraplejia que lo mantuvo en una silla de ruedas durante toda su vida.

Enrique y Florencia pasaron los últimos años de sus vidas consultando médicos y siguiendo tratamientos que no dieron mayores resultados, pero siempre fueron personas de profunda fe en Dios y mantenían la esperanza de poder salvar a su hijo, por lo que no dudaron en asistir a la visita de el Papa a México.

Finalmente el día esperado llegó. El Papa Francisco estaba de visita en México y así como miles de mexicanos estuvieron a la espera de poder saludar al Papa. Cuando tuvieron la fortuna de que se acercara, Enrique le contó la triste historia de su hijo Mauricio, el Papa Francisco se acercó y lo abrazó. Lo bendijo y rezó por él.

Inmediatamente supieron que algo había sucedido. Su madre, emocionada, contó que Mauricio dejó de quejarse de dolores y recuperó la sonrisa; y no sólo eso, también pudo hacer algo que siempre quiso: pudo dar sus primeros pasos en 15 años.

Pero la historia aún no termina, el Dr. Luis Rivera, que atiende a Mauricio y que es su médico de cabecera, no encuentra explicación. Él mismo admite que se trata de un milagro, ya que la espina dorsal del joven se encontraba gravemente dañada debido a la enfermedad.

Los padres de Mauricio no dejan de compartir esta increíble historia a la cual catalogan como un milagro, ya que no hay explicación médica para que su hijo haya mejorado en poco tiempo, cuando en los últimos años no habían visto un avance.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com