Salta

El paco en la ciudad, la cocaína en la ruta

Los secuestros de droga en Salta ya no asustan a nadie. Diariamente se secuestran decenas de kilos de cocaína.

Dos personas fueron detenidas, un automóvil secuestrado 101 kilos de cocaína decomisada y decenas de dosis de paco salieron de circulación como resultado de exitosos controles de Gendarmería Nacional en las rutas y de la Policía Federal en las calles de la capital salteña.

Según fuentes, la cocaína fue secuestrada en un control de rutina sobre automóviles sospechosos de introducir bienes o droga desde la frontera norte.

La patrulla fija del puesto de control ubicado en el paraje El Naranjo, cerca de Rosario de la Frontera, interceptó un automóvil marca Hyundai, modelo Santa Fe, conducido por una persona, quien viajaba sin compañía supuestamente hacia la ciudad de San Miguel de Tucumán.

La fuente oficial indicó que el conductor se encontraba un tanto nervioso al ser entrevistado por el personal del control.

Las evasivas sobre su verdadero destino hizo que se le practicara una revisión más profunda, encontrándose alguna anomalías en la parte interior del vehículo.

Se supo que los engarces de los paneles laterales y los tornillos que soportan los tapizados estaban mal colocados y se veía que habian sido removidos hacía poco tiempo.

El sujeto dijo que el automóvil había partido de General Güemes, donde supuestamente fue asistido en un taller para “mecánica liviana”.

Este dato convenció a los gendarmes que detrás de los paneles algo había y comenzaron a golpear la carrocería, que devolvió el eco de algo sólido y no hueco como son los paneles laterales originales.

El automóvil fue desguazado de a poco y se descubrió que en medio de las puertas había paquetes rectangulares envainados.

En la capital

En tanto la Policía Federal allanó tres domicilios de Villa San Antonio, entre estos la sede de un supuesto club o sede deportiva, ubicado en Independencia casi esquina Ituzaingó.

En ese lugar se hallaron decenas de celulares de dudoso origen, pasta base y cigarrillos armados con sustancias alucinógenas y dinero en efectivo. Hubo un detenido y numeroso público. Lo llamativo es que la mayoría de los curiosos eran niños de corta edad. Una vecina dijo que El Zaire y la vecindad ya fueron visitados muchas veces y siempre es lo mismo. “Nadie trabaja en esa cuadra, pero la fiesta es de miércoles a domingo”, graficó.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com