Impresentables

El operador de Cristina se defendió y dijo “esos audios son ilegales”

Eduardo Valdés, operador de Cristina Kirchner, se adjudica las maniobras en conversaciones con el detenido ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi. Habló con Aquí Petete por Radio Mitre Córdoba y se defendió.

Una serie de escuchas emitidas por Periodismo Para Todos revela que ex funcionarios K siguieron desde la cárcel el paso a paso de la denuncia por extorsión contra Carlos Stornelli, fiscal de la causa de los cuadernos de las coimas, antes de que esta se presentara en el juzgado de Dolores de Alejo Ramos Padilla. La denominaron “Operación Puf”.

Entre quienes conversaban están Roberto Baratta, exmano derecha del exministro de Planificación, Julio De Vido; el exembajador ante el Vaticano y operador de Cristina, Eduardo Valdés; el exsecretario de Transporte preso por la Tragedia de Once, Juan Pablo Schiavi; y quien sería, según la denuncia de Elisa Carrió, el exfuncionario kirchnerista Carlos Zelkovicz. También aparece Claudio “Mono” Minnicelli, cuñado de De Vido.

 

“Ante las denuncias de Stornelli y Carrió me presenté espontáneamente en el mes de febrero a la Justicia y puse a disposición mi celular para que investiguen si yo junto a los presos de Ezeiza hicimos una conspiración contra el juez Stornelli para sacarlo de la causa de los cuadernos. Nunca tuve una denuncia penal. No van a encontrar una sola mancha judicial”, afirmó Eduardo Valdés.

Y agregó: “Ellos accedieron a las escuchas porque se las dio Marcelo D’Alessio. El juez de lomas de Zamora, Villena, dijo que estos audios son ilegales. Todo esto es ilegal”.

En tanto, Valdés dijo: “El día 18 de enero cuando supuestamente aparecen esos audios cuando digo Stornelli puf, Bonadio puf, que hablo con Schiavi, 24 horas antes estuve en el programa de Gustavo Silvestre y denuncio que Carlos Pagni en el diario La Nación está denunciando que Stornelli y Bonadio intentan hacer arrepentir a Campillo para que involucre a un secretario de Cristina Fernández de nombre Isidro Boumine. De qué hablamos con Schiavi en esa charla: de Isidro. No es Dalessio (…). Estamos hablando de que a Stornelli y a Bonadio se les cayó el tema de querer involucrar a Cristina con Isidro”.

Por su parte, aseguró: “No estaba detenido Boumine si estaba detenido Campillo. Lo único que no van a poder juntarme a mi es con (Horacio) Verbitsky. A esta altura no se quién era Vivoresky. Ponen en mi boca que hablo del Instituto, jamás hable del Instituto Patria”.