Cultura

El MAAM renueva las imágenes de su fachada

El Museo de Arqueología de Alta Montaña ocupa un histórico e imponente edificio de mediados de siglo XIX ubicado frente a la plaza 9 de Julio. Su fachada, restaurada y puesta en valor, se inscribe dentro del estilo neogótico de impronta victoriana.

La institución, inaugurada en noviembre de 2004 con el objeto de albergar, preservar y difundir el hallazgo arqueológico del volcán Llullaillaco, invita, mediante las imágenes icónicas de su fachada, a descubrir un asombroso pasado andino. Estas imágenes, hoy se renuevan de la mano de Lisardo Maggipinto, reconocido fotógrafo salteño que acompaña incansablemente el trabajo del MAAM.

La elección del artista refleja la esencia de nuestra colección, presentando imágenes exquisitas de objetos confeccionados hace más de 500 años, en materiales como oro, barro, plata, plumas y lanas, elegidos por los incas para realizar una de sus máximas ofrendas.

Para la exhibición de los objetos en el interior del edificio se monitorean en forma permanente los sistemas de iluminación, tanto en las áreas de circulación como de conceptualización y en aquellas que necesitan de iluminación museológica. En este último caso se trabaja con un máximo de 50 luces para textiles y otros elementos sensibles.

En el exterior, priorizando el cuidado de la fachada que es parte del Patrimonio Arquitectónico de la Provincia, el objetivo ha sido dar una nueva luz al MAAM a través del arte de la fotografía.

Es esta una nueva oportunidad para invitar a la comunidad a visitar un museo en constante renovación.

Fuente: Parte de Prensa