El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se mostró optimista y aseguró que el famoso segundo semestre de 2016 cerrará con una inflación más baja que el primero. «Todos los meses va a bajar un poquito más y a partir de la implementación de las paritarias que ya se firmaron se va a ir recomponiendo el salario real; lo más probable es que el salario le va a ir ganando a la inflación«, prometió el funcionario en una conferencia en Casa Rosada.

El ministro coordinador precisó además que el equipo económico eligió una política «gradual» en la lucha contra el aumento desmedido de precios porque si se hubiera aplicado un shock el efecto hubiera sido «muy dañino» para los ciudadanos argentinos. Dijo también que el Estado está interviniendo para evitar problemas de abastecimiento, como se registraron los últimos días en algunos productos específicos.

De acuerdo a distintas mediciones, la inflación se encuentra en un ritmo anual cercano al 40%, índice que se encuentra por debajo del aumento de salarios firmado por la mayoría de los sectores de la economía. El ministro del Interior e integrante del gabinete económico Rogelio Frigerio recordó durante el contacto con la prensa que las negociaciones salariales se realizaron «en el peor momento de la inflación» y también mostró expectativas positivas para los próximos meses