Salta

El gobierno negocia con los jueces para cobrarles Ganancias sin bajarle los sueldos

Sería a través de una progresividad. La UCR se lo propuso a las asociaciones de magistrados y quieren votarlo el 21.

Los diputados de Cambiemos insisten en aprobar antes de fin de año una ley para gravar a los jueces con el impuesto a las Ganancias y negocian con la oposición y los magistrados una fórmula de progresividad para que no impacte en sus salarios.

Fue el pedido del presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, que los legisladores oficialistas están dispuestos a atender pero sin resignar su objetivo de lograr que jueces de cada rincón del país paguen impuestos, en un año de ajuste que golpeó por igual al resto de la estructura del Estado.

La discusión se da contra reloj porque la Corte Suprema fijó para el 27 de noviembre su reunión de acuerdos para fallar sobre los amparos presentados contra el tributo por jueces que ingresaron al Poder Judicial y que por ley deberían pagar ganancias. En esa línea, este jueves la justicia federal de Santa Fe falló afirmando que un empleado judicial jubilado antes de esa fecha no debería sufrir el cobro de ganancias en su abultada jubilación, como reveló LPO. No son temas iguales, pero en la política se leyó sobre una posible dirección de hacia donde podría fallar la Corte.

Como sea, el borrador del proyecto que trabaja Cambiemos, que será una ampliación del presentado por el radical Luis Borsani, reconoce la intangibilidad de los salarios de los jueces pero prevé una incorporación paulatina de sus haberes al mínimo no imponible de Ganancias.

Cambiemos propondría que los jueces empiecen a pagar ganancias a medida que aumenten sus salarios. Quieren aprobarlo el 21.

O sea, en las próximas paritarias al aumento de ingresos que se acuerde deberá calcular una deducción de Ganancias. Alcanzaría a magistrados y también funcionarios y empleados de la justicia que están eximidos, un beneficio que le permite al Poder Judicial elevar los salarios básicos sin riesgo de que una parte viaje a las arcas de la AFIP.

Esta mañana Borsani presentó su propuesta a las asociaciones de magistrados y si pueden evitar un conflicto firmarán dictamen el martes para aprobar la ley del miércoles, en la última sesión ordinaria del año.

«El objetivo es no afectar en forma inmediata el poder adquisitivo y la capacidad de pago de los magistrados, funcionarios y empleados judiciales», ratificaron a LPO desde Cambiemos, donde predomina la idea de no dejarse torcer el brazo por la justicia.

Ni el pedido de Mauricio Macri alcanzó para detener la furia, que pudo verse en la última sesión, cuando a las 6 de la madrugada casi ceden a un pedido de los puntanos y tratan sobre tablas la ley de Borsani.

La bronca tiene otros motivos. Algunos diputados de Cambiemos le recriminan a los jueces no hacerse cargo de las falencias en los Tribunales, que luego deben reparar en el Congreso con leyes reclamadas por la opinión pública.

Un caso es la extinción de dominio, el proyecto para expropiar bienes de la corrupción trabado en Diputados y que sólo se explica por la demora de la justicia para dictar sentencias.

Pero el mayor reproche es económico: calculan que si todos los jueces pagaran ganancias se recaudarían 7500 millones de pesos, por caso, el mismo dinero que tuvo que poner Macri para subsidiar el transporte de las capitales. Se lo podría haber pedido a los jueces, sólo con cobrarle los impuestos.