Tras las rejas

El fiscal Stornelli pidió llevar a juicio a Cristina Kirchner

La ex presidenta es señalada como "jefa de la asociación ilícita" que durante 12 años recaudó fondos ilegales que pagaban los empresarios para obtener contratos.

El fiscal Carlos Stornelli pidió la elevación a juicio oral de Cristina Kirchner, Julio De Vido, Roberto Baratta y José López, entre otros ex funcionarios, además de un centenar de empresarios, todos procesados en la causa conocida como los cuadernos de las coimas. La ex presidenta es señalada como “jefa de la asociación ilícita” que durante 12 años recaudó fondos ilegales que aportaban contratistas y concesionarios del Estado.

En un escrito de 678 paginas –las mismas que requirió el último procesamiento del juez Claudio Bonadio sobra la cartelización de publica-, la fiscalía también pidió mandar a juicio a los ex funcionarios Nelson Lazarte, Rafael Llorens, José Maria Olazagasti, Rudy Ulloa, José Lopez, Juan Manuel Abal Medina y Hugo Larraburu.

La causa cuadernos es uno de los casos por los que Bonadio pidió la prisión preventiva de Cristina, aunque no se concretó porque goza de fueros parlamentarios como senadora. El requerimiento de elevación acumula otras seis causas vinculadas, en las que ya hubo procesamientos y confirmación por parte de la Cámara Federal porteña.

En los diferentes expedientes investigados en el marco de la causa, “debe ser correctamente leída como una maniobra compleja, organizada, planificada y ejecutada por los máximos funcionarios políticos del Poder Ejecutivo Nacional y el ex ministerio de Planificación Federal, y para comprender acabadamente el funcionamiento de esa maniobra debe ser vista funcionar en su conjunto”, indicó Bonadio cuando pidió a los fiscales que realicen la acusación contra los imputados par avanzar hacia el juicio oral.

Además de haber presuntamente dirigido una asociación ilícita, Cristina está acusada como coautora de recibir dádivas y de cohecho pasivo (cobrar coimas).​ Cuando firmó el procesamiento, el juez determinó que el hecho de que Cristina no hubiera recibido sumas de “dinero ilegítimas en mano propia” no la exime de “responsabilidades”. En ese marco, se dio por comprobada “la existencia de una organización delictiva” planteada por la “recaudación de coimas” que inició con Néstor Kirchner y que “continuó durante la gestión” de la actual senadora.

 

 

 

 

 

 

 

 


Fuente: Clarín

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com