Manteros por todos lados

El comercio callejero disminuyó en el país, pero en Salta lo dejan disfrutar de su apogeo

El relevamiento realizado durante el último trimestre de 2018 no reflejó variaciones sobre esta actividad ilegal. Indumentaria y calzado figuran entre los artículos más vendidos.

El comercio callejero e ilegal ya forma parte de las postales del microcentro salteño. A pesar del reclamo de cientos de comerciantes, la venta ambulante no logra ser erradicada por la Municipalidad y la Policía. Un informe nacional indica que en el último trimestre de 2018, esta actividad registró una leve disminución a nivel nacional comparando con el mismo periodo de 2017, pero en Salta todo se mantuvo igual.

En terminó porcentual, la disminución nacional entre los último trimestre de 2018 y 2017 es de 0,5%, y las ciudades donde más se reflejó fue en CABA, Santa Fe, Rosario y La Plata.

El informe publicado por la Cámara Argentina de Comercios y Servicios detalla que durante el tercer trimestre del año pasado se detectaron, en promedio, 30 puestos de venta callejera en el microcentro de la capital salteña.

Tanto en la comparación con el trimestre anterior y el año pasado, no se observaron cambios en la medición. Analizando las cuadras afectadas, se observa que las veredas con mayor actividad callejera ilegal presentaron un promedio de 3 puestos por mes y una incidencia de 10%.

El rubro con mayor participación fue Indumentaria y calzado, que representó un 51,1% del total. La segunda categoría que registró participación fue juguetería y esparcimiento, con una incidencia de 21,1%.

 

Diciembre fue un caos

La problemática de la venta callejera incrementó durante diciembre como consecuencia de las fiestas de fin de año. El punto máximo de esta situación se registró el 24 de diciembre cuando el microcentro desbordó de vendedores ambulantes en veredas y calles.

A raíz de ese episodio la Municipalidad y la Policía se cruzaron al momento de encontrar un responsable. “La Policía nos dejó solos”, había expresado el secretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda, mientras que el responsable de la fuerza de seguridad cargó culpas sobre el municipio.

Gustavo Sáenz también habló de la polémica en su momento y optó por responsabilizar a otros organismos por lo sucedido: “Hay una ley de contravenciones, tiene que ver con Gendarmería, AFIP, el Gobierno Nacional y la dirección de Rentas. ¿Por dónde llega la mercadería? ¿Por qué llega a la calle? Porque ingresa por algún lado y alguien deja que ingrese”, había manifestado el jefe comunal.

Fuente: La Gaceta

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com