Salta

El chófer de «las coimas K» quería invertir en Salta

En 2014 Centeno quiso comprar una finca en Rosario de Lerma

María es la mujer que entabló una larga charla con Oscar Centeno y su esposa allá por el invierno del año 2014. El testigo arrepentido del sonado caso de cobros y pagos de coimas a empresas en la época kirchnerista estuvo en la localidad de Rosario de Lerma por tres días buscando adquirir una finca de 100 hectáreas con «dinero fresco».

El relato que una vecina rosarina le brindó a El Tribuno cobra notoriedad al brindar un detalle: «Conoció y trabajó para funcionarios de Néstor y Cristina. Dijo que había cobrado una indemnización y con ese dinero quería adquirir una propiedad en Rosario de Lerma o Chicoana».

Centeno andaba por esta zona buscando tierras para asentarse definitivamente. Llegó con su mujer -hoy separados y enfrentados judicialmente-, en una camioneta impecable de color gris.

«Fue casualidad nuestro encuentro. Yo no los conocía. Haciendo unos trámites, coincidimos en el mismo lugar, un comercio de la zona. La señora ingresó primero, luego el hombre. Eran muy gentiles, y su tonada no era sureña, luego me enteré que era salteño (Centeno), él me lo dijo, y resaltó su anhelo de afincarse por esta zona. Al ver las fotos de este señor, lo reconocí. Hace tres años estaba menos canoso, pero es el mismo, y su señora es la misma que figura en los portales de noticias», aseguró la mujer en diálogo con este matutino.

“Al ver las fotos de este señor (Centeno), lo reconocí. Hace tres años estaba menos canoso, pero es el mismo”

María, una mujer relacionada con la producción agrícola del Valle de Lerma, mencionó que Oscar Centeno le preguntó sobre algunas propiedades con campos extensos. «Entiendo del tema, se lo hice saber en ese momento, por eso iniciamos la conversación. Incluso me pidieron que si yo estaba enterada de algunas ventas, que se lo hiciera saber, se hospedaban en un lugar muy cercano a mi propiedad».

Muy interesado

La mujer asegura que Centeno, el chofer arrepentido que trasladaba el dinero «K» de un lado a otro en Buenos Aires, estaba muy interesado en comprar una finca con dinero fresco: «Sí. Él decía que no había problema con el dinero, que era cuestión de ver la propiedad y comprarla. Hacían notar su interés presuroso por invertir, cosa que llamaba la atención».

Sobre su relación con los Kirchner, María relata que la pareja presumía en sus palabras de haber conocido muy de cerca a la pareja presidencial. «Los conocimos y trabajamos para sus funcionarios en Buenos Aires», le dijeron según el relato de la mujer.

«Ahora ya me retiré y con la indemnización que cobré quiero comprar una propiedad para afincarme en la zona. Somos salteños, pero trabajamos en el sur», reprodujo.

María dijo que ese fue el único contacto que tuvo con ellos. Fueron poco más de 2 horas de diálogo. Y que al ver las noticias por los canales porteños se dio con la novedad que aquella pareja de hace tres años que quería comprar una propiedad en Rosario de Lerma, había sido la misma que ella había conocido.

«No sé si lograron adquirir la propiedad que pretendían. Nunca más los vi. Hasta que me anoticié por los medios de prensa en estos días y vi quiénes eran estas personas», explicó. La vecina rosarina evitó entrar en detalles respecto del comercio donde conoció a los Centeno. También pidió no dar a conocer su identidad, puesto que no quiere ser relacionada por una simple casualidad con el hombre que desató el último vendaval político y empresario .