Un crack

El Chipi Figallo le dijo adiós al rugby profesional

El Chipi anunció su retiro de la actividad con un emotivo posteo en Instagram.

Un embajador del rugby salteño durante mucho tiempo fue Juan “Chipi” Figallo, quien a base de dedicación, disciplina y sacrificio logró grandes cosas en el deporte de la ovalada.
Surgido en el Jockey Club, el Chipi llegó a Europa donde se lució vistiendo las camisetas de Montpellier de Francia y Saracens de Inglaterra pero sin lugar a dudas que su mayor mérito fue vestir la camiseta de la Selección argentina de rugby, Los Pumas.
Si bien uno avizoraba que la carrera de Figallo tendría un par de temporadas más, a sus 32 años, anunció su retiro de la actividad profesional.
El pilar utilizó su cuenta de Instagram para comunicar su decisión.
“Llego el día! Una de las decisiones más difíciles de mi vida”, arrancó el posteo que continúo: “Terminó mi carrera profesional en el rugby, la carrera que siempre quise tener y la carrera ame en todo momento. Después de muchas consultas con doctores y poniendo todo de mi, tratando de recuperarme del golpe en la cabeza que sufrí en el Mundial, finalmente concluyeron que no debería jugar más al rugby”.
Esto aclaró las dudas en cuanto a su retiro y, además, lamentó dejar la actividad.
“Me cuesta mucho este momento pero estoy agradecido a cada equipo al que pertenecí, me vieron crecer, formar una familia y ser mejor persona: mi Jockey Club, el Montpellier, Saracens y, como argentino, el honor más grande que es representar a mi país con Los Pumas. Gracias a toda la gente que siempre me apoyó y me empujó para llegar a lo más alto. Los quiero mucho y Gracias”, finalizó la publicación que estuvo acompañada por tres fotos, una de pequeño con la camiseta del Jockey Club, la segunda, jugando en la Primera del club albirrojo y la última con la camiseta de Los Pumas.
Sin lugar a dudas que esto generó sorpresa en todos, pero el posteo es claro, el golpe en la cabeza que sufrió en el Mundial de Japón, en 2019, le trajo consecuencias que gracias a Dios fueron advertidas por su médico y, como dice el dicho, “mas vale prevenir, que curar”.
El Chipi, de perfil bajo, fue considerado uno de los mejores pilares durante el Mundial de Nueva Zelanda en 2011, en el que incluso convirtió un try frente a Rumania.
No cualquier jugador puede tener la dicha de disputar tres mundiales con la camiseta de Los Pumas, con la que debutó en 2010 y siempre estuvo en consideración.
Aún no se sabe cuál será la otra decisión de Figallo, de seguir en Inglaterra o retornar a la Argentina junto a su señora y sus dos hijos, quienes son hoy en día los “pilares” en su vida.
Seguramente en Salta, el Jockey Club, su segunda casa, lo esperará con las puertas abiertas,ya que Figallo avisó que le gustaría dirigir en el club de sus amores, y acá también lo espera su otra pasión, Juventud Antoniana, institución que siempre estuvo cerca cada vez que el Chipi se encontraba en la provincia.
Salta pierde un gran jugador en la elite del rugby pero gana un gran valor para el ambiente rugbístico y, sin lugar a dudas, Juan Figallo es el más claro ejemplo de que en el interior del país, y en Salta en particular, hay grandes jugadores para aportar al rugby nacional.

Fuente: El Tribuno