Increible

Dos «miserables» fingieron ser de Zoonosis y se llevaron 400 kilos de alimento

La fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Verónica Simesen de Bielke, imputó preventivamente a Carlos Daniel Mendoza y Carlos Gabriel Campos, por los delitos de estafa y fraude a la administración pública (dos hechos) y tentativa de estafa y fraude a la administración pública, todo en concurso real. Ambos acusados asistieron a la audiencia de imputación asistidos por su defensa y optaron por declarar.

Según consta en el legajo de investigación, los imputados actuaron en connivencia y simularon ser empleados de la Subsecretaría de Bienestar Animal y Zoonosis de la Municipalidad de Salta, área de la cual el imputado Carlos Daniel Mendoza fue despedido en febrero pasado.

Mediante maniobras ardidosas, los acusados pidieron la entrega de alimentos para perro al personal del Hipermercado Libertad e hicieron incurrir en el error a los damnificados, quienes realizaron la disposición patrimonial solicitada mediante la entrega de 193 kilos de alimento, el 27 de febrero, y de la misma cantidad, el 14 de abril. Ambas partidas estaban destinadas a una donación para la Subsecretaria de Bienestar Animal y Zoonosis de la Municipalidad de Salta.

Esto causó un perjuicio al hipermercado mencionado y también una defraudación a la Administración Pública Municipal, al hacerse los imputados indebidamente de la mercadería que estaba destinada a la comuna.

Los acusados intentaron realizar la misma maniobra el 26 de mayo, en el mismo hipermercado y solicitaron la entrega de 300 kilos de alimento, pero no pudieron consumar el hecho.

La intervención de la fiscal penal Verónica Simesen de Bielke se produjo tras la denuncia radicada el 26 de mayo por el subsecretario de Bienestar Animal y Zoonosis de la Municipalidad de Salta, Luciano Gastón Simkin, quien hizo notar que Carlos Daniel Mendoza, de 63 años, fue empleado de Zoonosis hasta el día 7 de febrero y que fue puesto a disponibilidad por distintos hechos delictivos en la Subsecretaría.

Además, indicó que al tomar conocimiento por parte de personal policial de que dos personas retiraban 300 kilos de alimento para perro que estaban destinados a Zoonosis, se desplazó de manera inmediata hacia el comercio, donde los imputados estaban por cargar el alimento en un automóvil Renault 9, conducido por Carlos Gabriel Campos, de 35 años.

Simkin también se entrevistó con la encargada de Recursos Humanos del hipermercado, quien le informó que las mismas personas ya habían retirado en febrero y en abril las cantidades de alimento mencionadas.