Golpe al narcotráfico

Detienen al cuñado del capo narco Delfín Castedo, el último del clan que estaba prófugo de la justicia

Fuerzas salteñas junto con bolivianas lo capturaron en la ciudad de Yacuiba.

En la ciudad boliviana de Yacuiba se detuvo a Marío Morfulis Herrera, quien posee doble nacionalidad y es cuñado del capo narco Delfín Reynaldo Castedo, considerado como uno de los mayores traficantes de drogas del país, capturado en el 2016.
Morfulis, esposo de Roxana Castedo, tenía pedido de captura internacional, emanado por el Juzgado Federal Criminal y Correccional Nº 2 de Lomas de Zamora.
Anoche, efectivos de la Sección de Investigaciones Antidrogas “Salta” en coordinación con la Policía Boliviana trasladaron a Morfulis hasta la oficina de migraciones en Salvador Mazza, para notificar a Interpol, donde consta que el ciudadano se encontraba prófugo de la justicia Argentina.

El detenido, perteneciente al clan Castedo, además de tener doble nacionalidad, tenía y portaba armas de fuego de forma ilícita. Al momento de la captura, presentó documentos apócrifos intentando ocultar su real identidad.

Morfulis Herrera es ciudadano argentino (nacionalizado boliviano) y, según la causa por la que se investiga a toda la banda narcocriminal, él era proveedor de droga desde Bolivia hasta el norte argentino. Castedo fue detenido en la localidad bonaerense de Ituzaingó por personal de la Fuerza en 2016, tras 10 años de estar prófugo.

Cabe recordar que la hermana de Castedo y esposa del ahora detenido Morfulis, figura como dueña de una finca de 30 mil hectáreas del lado boliviano, que colinda con El Aybal, un terreno de 20 mil hectáreas del lado argentino.

Esta banda, integrada por empresarios que residían en el barrio Nordelta de Tigre, traía la droga desde Perú y la ingresaba al país por el norte de nuestra provincia.

Castedo está sindicado de ser el “principal proveedor” en la causa Carbón Blanco y está procesado como instigador del asesinato de Liliana Ledesma, quien fue muerta el 21 de septiembre de 2006 de siete puñaladas, meses después de que denunciara públicamente que los Castedo se dedicaban al narcotráfico y que trabajaban conjuntamente con el diputado romerista José Ernesto Aparicio (fallecido en 2013).

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com