Mundo

Detectives de infieles: las 5 claves que delatan a los que engañan

Volverse hermético con el celular y tener de manera repentina reuniones laborares fuera de horario pueden ser signos de una aventura. Un especialista analizó al detalle el mundo de la investigación sobre las relaciones amorosas.

 

La dinámica de las relaciones amorosas mutó a lo largo del tiempo. Con el pasar de las décadas, las parejas reflejaron cambios en los roles, las expectativas de sus protagonistas, los tiempos de duración del vínculo y, por supuesto, las licencias y «nuevas búsquedas» de satisfacción. Así, la infidelidad – o al menos la reconocida – comenzó a ganar cada vez más terreno hasta convertirse en un factor practicamente cotidiano en la sociedad.

 

Castigado y «prohibido» entre la gran mayoría de historias de amor, el engaño aparece como uno de los primeros factores considerados «imperdonable» por cualquier individuo, pero también «inevitable» para muchos de ellos. Así, el temor a sufrir una infidelidad puede llevar a una persona hasta a la contratación de un servicio profesional. Y ahí es donde aparecen ellos, esa especie de «héroes anónimos» que aparecen disfrazados, ocultan sus nombres verdaderos, suelen mimetizarse entre la gente por la calle y buscan sólo la verdad de la historia: los detectives privados del amor.

 

«Cerca del 85% de todos los casos que recibimos en nuestra agencia son de clientes que sospechan de una infidelidad. Es algo que ocurre cada vez con más frecuencia y que incluso incrementa la carga de nuestra actividad. Uno llegó a ver de todo», le explicó a Infobae Silvio -decidió ocultar su apellido-, uno de los responsables de la agencia de Detectives Privados Halcón.

 

«Nosotros no tomamos todos los caso. Se analiza el pedido del potencial cliente, se estudian las pruebas preliminares y luego se decide si se actúa o no. Hay muchos casos de gente que está muy enferma de celos y ante cualquier mínimo detalle nos contacta. De todos modos, de los casos que agarramos, el 99,9% termina con la confirmación de una infidelidad», agregó el detective.

 

Una encuesta reciente de la página web RomanceSecreto.com a 1.500 argentinos reveló que el 41% por ciento de ellos reconoció haberle sido infiel a su pareja al menos una vez. El 82% de los encuestados aseguró que nunca perdonaría el engaño y la mayoría de los «infieles» (un 37%) reconoció que la aventura se produjo con un compañero del trabajo.

 

«Hace décadas, la mayoría de las sospechas que nos llegaban eran de mujeres que dudaban de sus maridos. Hoy, se equilibró todo muchísimo. El tema es que todavía a los hombres les da mucho más pudor sacar a la luz que están siendo engañados. Por eso, en muchos casos, tratan de averiguarlo por su cuenta. La mayoría de los hombres que vienen, dicen que piden ayuda ‘para un amigo’ y luego nos damos cuenta de que son los protagonistas», agregó Silvio.