Genial

Después de un largo tiempo los inspectores de Tránsito volverán a labrar multas en la calle

En principio serán solo 20 agentes seleccionados entre los mejores legajos quienes saldrán con los nuevos aparatos electrónicos que automatizarán todo el proceso.

Tras la polémica que se dio semanas atras por la prohibición a trabajadores de Tránsito Municipal de labrar actas de infracción, la Secretaría de Movilidad Ciudadana autorizará a 20 inspectores de calle para hacer multas mediante el uso de tecnología PDA como parte del nuevo esquema de trabajo en el área que busca modernizar el control y sanción de infracciones de tránsito.

La PDA es una terminale de pequeñas dimensiones conocida como ordenador de mano, que posee pantalla táctil, tarjeta de memoria y conectividad inalámbrica y por cable.

El sistema permite que la infracción impacte automáticamente y en forma directa en el Tribunal Municipal de Faltas y puede entregar la boleta al infractor en versión impresa.

Los empleados de Movilidad Ciudadana serán seleccionados para esa tarea sobgre la base del legajo personal y deberán entregar los talonarios manuales, que ya no serán utilizados.

Los últimos informes públicos del área indican que en Movilidad Ciudadana trabajan 326 empleados, 197 de ellos son inspectores, pero solo 66 de ellos son del servicio de calle.

El área de Movilidad Ciudadana viene de un extenso conflicto, como consecuencia de que las medidas para rediseñar el sector fueron resistidas por sectores gremiales que rechazan la posibilidad de que los inspectores de tránsito dejen de labrar multas y participar en operativos de control, para compartir esas funciones con la Policía de Seguridad Vial, a través de un convenio.

El conflicto se encaminó hacia una solución parcial a través de una serie de conciliaciones laborales obligatorias que evolucionan de distinta manera, mientras se aguarda la firma del convenio con el Ministerio de Seguridad, acuerdo que está sensiblemente dilatado sin que haya explicaciones oficiales al respecto.

La decisión de volver con inspectores a las multas y al control mediante tecnología es un indicador de que se quiere avanzar con las reformas internas y que muy probablemente el convenio con la Provincia deba esperar mucho tiempo más.