Deportes

Deporte de alto riesgo y en Latinoamérica quieren que vuelva el fútbol

Con miles de muertos por coronavirus, Perú quiere hacer rodar la pelota en junio. México suspendió el torneo y Bolsonaro insiste en jugar en Brasil.

Crisis e intereses económicos, ansiedad y temor. Un cóctel que se torna cada vez más explosivo al buscar el pronto regreso del fútbol mundial.Pero las diferencias son muy grandes. En Alemania, la Bundesliga fue la primera en volver, porque hizo bien los deberes y, hasta el momento, no tiene sobresaltos. Las ligas francesas y holandesas debieron suspenderse. Pero del otro lado del océano Atlántico la realidad es otra. En la Argentina, donde ya hay 416 víctimas fatales, se debate y se apura el retorno del fútbol profesional, cuando aún no llegó el pico de la enfermedad. Al lado, el presidente Jair Bolsonaro relativizó la pandemia del coronavirus en Brasil y se convirtió en el país latinoamericano con más víctimas fatales, 21.050 hasta anoche, y después quedó Perú, en donde el presidente Marín Vizcarra aprobó el protocolo de la Federación Peruana de Fútbol para que los peruanos vuelvan a “disfrutar” del popular deporte.
Lo cierto es que el COVID-19 mantiene su alta tasa de contagios en este país, el segundo más afectado en Latinoamérica después de Brasil. Ayer se contabilizaron más de 108.000 casos detectados y los muertos llegaron a 3.100. El fútbol peruano se detuvo una vez finalizada la sexta fecha, que dejó a Alianza Universidad en lo más alto de la tabla con 16 puntos.

Los otros vecinos: La crisis sanitaria por el COVID-19 ha venido magnificándose en Chile, aún sin fecha de regreso del fútbol.
En ese sentido, el Gobierno sigue afinando los planes para que el fútbol de la Primera División y de la Primera B se adapte a este nuevo escenario, cuando decaiga la expansión de la enfermedad que, de momento, suma 61.857 contagios y 630 fallecidos.
En Bolivia, donde aún no se sabe cuándo volverá el torneo Apertura, provocó que al menos tres clubes (San José, Real Potosí y Royal Pari) se queden sin director técnico. Este país del altiplano tiene 215 muertos. En Uruguay, en donde hay 20 muertos, también se detuvo la actividad en marzo pasado y no piensan reanudarla hasta agosto, por lo menos.
Y en Paraguay no quieren apurarse, aunque tendrán una reunión clave el próximo 28 de mayo para determinar cómo seguir. Hay 11 muertos.

México sin campeón: El torneo Clausura 2020 de la Liga del fútbol mexicano fue cancelado ayer por la pandemia de coronavirus sin consagrar un campeón, decisión que fue tomada por una asamblea extraordinaria que involucró a todos los clubes aztecas.
“Se determinó concluir anticipadamente el torneo Clausura 2020” para no “poner en riesgo a ningún miembro de la familia del fútbol en México (jugadores, cuerpos técnicos, directivos, árbitros, aficionados e integrantes de los medios de comunicación)”.

Primera en volver: Costa Rica se convirtió el martes en el primer país de Latinoamérica en reiniciar su liga de fútbol, con un partido a puertas cerradas y jugadores suplentes sentados en las gradas para garantizar la distancia con los demás.
El triunfo de Guadalupe sobre Limón por 1 a 0 fue el primero de seis juegos que se celebraron esta semana en la nación centroamericana, que ha registrado 866 casos de coronavirus y solo 10 muertes.

Bolsonaro no afloja: El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, señaló que los futbolistas “quieren volver a jugar” alegando que “el deporte es vida y salud” a la vez que indicó que no se sabe “hasta cuándo va a durar” la pandemia por coronavirus. La Federación Brasileña de Fútbol quiere volver a fines de junio.

 

 

Fuente: El Tribuno